ás que una bola de cristal, para saber cómo será la logística del futuro (o por lo menos intentarlo) hace falta un gran angular. Abrir la cabeza y ampliar la mirada son condiciones esenciales para el ejercicio si lo que se busca es tener chances reales de sobrevivir con éxito en tiempos de cambios veloces y de interrelaciones cada vez más complejas.

Nuestro Estudio Contable Impositivo le dará el asesoramiento que Ud necesita sobre la materia. Consúltenos

Responder cómo será la logística de los próximos años requiere analizar factores sociales (como el aumento creciente de la población en las ciudades y el crecimiento del consumo de productos y servicios personalizados), tendencias tecnológicas (desde los canales de compra a los medios por los que se concretan éstas, y climáticas (que disparan la preocupación medioambiental de los consumidores y el intento de las empresas por disminuir el impacto de su actividad con fines ambientales y económicos como la reducción del consumo de combustible, por caso), entre otras cosas.

Marcelo Arce, presidente de la Asociación Argentina de Logística Empresaria (Arlog), cita una frase de Gary Hamel y Krishnararo Prahald, reconocidos profesores de escuelas de negocios, para resumir su postura al respecto: "Las organizaciones, países y regiones que no imaginen el futuro no estarán ahí para disfrutarlo".

Según Arce, no se puede pensar en logística de largo plazo sin tener una visión acerca de los escenarios esperables en el mundo y el impacto que éstos podrían tener en las empresas y en la sociedad.

"En el actual entorno mundial económico, político y social tan complejo, resulta prácticamente imposible realizar proyecciones lineales del futuro. Estamos viviendo en un mundo cada día más difícil de predecir, por eso si queremos hablar de la logística del futuro debemos aprender a tener una mirada más amplia para elaborar estrategias de largo plazo desde diferentes perspectivas, considerando los cambios que se pueden dar con el comercio, el consumo, las tendencias tecnológicas e incluso factores climáticos que en su conjunto pueden llegar a modificar totalmente el escenario actual."

Si el enfoque se concentra en la realidad local, Arce sostiene que para dar respuesta a los desafíos que plantea la logística en la Argentina, los distintos actores de la cadena de abastecimiento (sector público y privado) deben entender que necesitan comenzar a trabajar prospectivamente acerca del futuro "evitando politizar las decisiones".

Y cita tres áreas fundamentales: educación, tecnología e infraestructura.

Es hora de que la educación se ponga en el centro de la agenda política para formar los recursos que realmente necesitaremos en el futuro.

Hoy estamos educando jóvenes para que tomen posiciones y trabajen en tecnologías que aún no existen. Esa situación que se ve claramente reflejada en el Top 10 de empleos buscados en Estados Unidos: ninguno existía en 2004.

Mientras que en Alemania el 60% de los alumnos se capacita en estas materias en el secundario, y en Chile ese índice asciende al 50%, en la Argentina apenas llega al 20%. Si bien hemos avanzado mucho (en 2003 la matrícula en escuelas técnicas era de 324.447, y en 2010 fue de 628.248), queda mucho por hacer.

Las nuevas tecnologías se incorporan a una velocidad nunca vista y nos están llevando a trabajar en los procesos logísticos en tiempo real, desafiándonos y generando compromisos que no estábamos acostumbrados a enfrentar.

La falta de visión sistémica de los proyectos de infraestructura y asignación de prioridades con una mirada cortoplacista termina afectando fuertemente la productividad de las cadenas logísticas.

En 2050 la población mundial alcanzará los 9000 millones de habitantes y un 69% vivirá en las grandes urbes, no es difícil imaginar el impacto que esto podría tener en la infraestructura.

Para Eduardo Bastitta, CEO de Plaza Logística, con la logística ocurre algo similar a lo que pasó con el supermercadismo en las últimas cinco décadas.

"De a poco el sector está tomando un rol protagónico en los mercados que desestabiliza el orden de poder preexistente. Así como la concentración del comercio en los supermercados desafió a la industria quitándole peso específico, hoy el comercio electrónico desplaza al retail, otorgándoles a la vez a las redes logísticas un rol central. El futuro pareciera mostrar una profundización de este escenario gracias a la masificación del e-commerce que requiere de una logística ágil y capilar. Es difícil saber con exactitud quién será el futuro "dueño" de la logística, pero sí podemos inferir que quien logre apoderarse de las redes logísticas tendrá un rol protagónico en los mercados mundiales."

¿Cuáles serán los ejes principales de la demanda (tiempos de entrega, preocupación medioambiental, canales de compra). "La novedad será la profundización de la logística capilar. El puerta a puerta tomará mucha más envergadura a partir de la consolidación del e-commerce. El cliente final tomará más contacto directo con la logística, lo cual incrementará la necesidad de ofrecer un servicio de calidad", dice Bastitta.

¿Y del lado de la oferta? "Preveo una competencia importante por adueñarse de las redes logísticas que a su vez se irán complejizando y sofisticando, exigiendo a los operadores mayor profesionalización y capacitación. Se observa también una profundización en las medidas de mitigación del impacto social y ambiental."

Entre las medidas más recientes que la empresa puso en práctica, Bastitta destacó el proyecto de Islas Ecológicas. Se trata de una iniciativa que busca la mejor gestión de los residuos para el desarrollo de parques logísticos ecológicamente sustentables. "En los primeros dos meses de implementación, se reciclaron más de 17.000 kg de papel cartón y 1500 kg de plástico en el predio de Pacheco", dice el CEO de Plaza Logística.

Augie Picado, vicepresidente de Marketing para las Américas de UPS, se muestra convencido de que tres pilares seguirán siendo importantes en el futuro de la logística: flexibilidad, visibilidad y tercerización.

"Las cadenas de suministro pueden sufrir algunos desafíos y/o interrupciones como sucedió en 2010, con la erupción del volcán en Islandia, que afectó algunas vías de transporte. Por eso los operados logísticos tienen que contar siempre con un plan B para que el negocio del cliente no se vea afectado. La visibilidad es de suma importancia, ya que los clientes desean no sólo rastrear su envío, sino contar con actualizaciones en tiempo real. La tercerización de servicios logísticos se irá incrementando, ya que las empresas se enfocarán en hacer crecer su negocio y confiar las operaciones logísticas en compañías expertas en el tema", explica.

Picado agrega que las empresas buscan el balance entre el tiempo en tránsito y la velocidad de entrega sobre la base del tipo de mercadería que se está enviando. "Cada industria tiene retos y necesidades distintas. Uno de los sectores de la logística en crecimiento es la industria de la salud, la cual tiene muchos retos que enfrentar por la demanda del sector. Por ejemplo, la biotecnología y los productos farmacéuticos son altamente sensibles a la temperatura por lo que requieren de almacenes especializados que cuenten con control de temperatura e infraestructura garantizando el transporte en cadena de frío con el embalaje y etiquetado idóneo para preservar la calidad de esos insumos o medicamentos", comenta.

A la hora de hablar de las "exigencias verdes" de los consumidores, Picado cita como ejemplo de los esfuerzos de sustentabilidad de UPS una medida para ahorrar combustible y reducir emisiones: la incorporación de dispositivos de punta alar (winglets), en su flota insignia de aviones Boeing 767. Esa modificación permitirá que la compañía ahorre más de 6000 millones de galones de combustible al año y reducir la emisión de dióxido de carbono en más de 62.000 toneladas métricas. Según los cálculos de UPS, se ahorrará alrededor del 4% del combustible por cada vuelo del 767.

El vicepresidente de Marketing para las Américas de UPS asevera que la logística es la nueva frontera competitiva para los negocios. "La logística, que alguna vez consistió en el traslado gradual de productos de un lugar a otro, se ha convertido en una compleja coreografía global de productos, información y fondos que está diseñada para generar una ventaja competitiva dentro del actual ambiente de negocios en constante cambio. Si se administra con eficiencia, la logística ayuda a las empresas de todos los tamaños a trabajar mejor para superar retos difíciles", dice.

¿Cuáles son los principales desafíos del sector en la región? Picado responde: "Estar al tanto de la normativa y las tendencias del comercio mundial son vitales para el éxito de los proveedores logísticos. Hoy en día el entorno de regulaciones evoluciona constantemente, lo que puede hacer el envío transfronterizo complicado".

Según la quinta edición del UPS Business Monitor Latin America, las pymes encuestadas en la Argentina y Brasil fueron las que menos planes mostraron para realizar comercio internacional. "Los desafíos aduaneros en algunas instancias hacen que los países sean un poco más renuentes a participar en el comercio global", dice Picado.

"La región continúa su expansión a un ritmo riguroso en relación con otras partes del mundo. La evolución reciente de la economía mundial destacó las tendencias del comercio internacional en América latina y el Caribe. Hay muchos ejemplos de cómo los países de la región, como México y Brasil, se están convirtiendo en focos de inversión debido a que la inversión en mercados como China continúa disminuyendo por los recientes incrementos en los costos de mano de obra y combustible. UPS es optimista respecto del futuro de la región", concluyó.

Mientras terminan de ajustar los últimos detalles para el Encuentro Nacional de Logística que se hará el 10 de octubre próximo (ver recuadro), que tendrá como tema central "Presente y futuro del supply chain", el presidente de Arlog dice: "Sin inversiones en infraestructura, tecnología logística y recursos formados, no hay posibilidad de llevar adelante una estrategia de desarrollo económico sostenible en el largo plazo. No se trata de inventar la logística, sino de pensar de modo proactivo cuáles son las necesidades, y eso lo impone el mercado".

Textuales

Pasado, presente y futuro

«La falta de visión sistémica de los proyectos de infraestructura y asignación de prioridades con una mirada cortoplacista, termina afectando fuertemente la productividad de las cadenas logísticas»

Marcelo Arce

Presidente de la Asociación Argentina de Logística Empresaria (Arlog)

.

«La logística se ha convertido en una compleja coreografía global de productos, información y fondos que está diseñada para generar una ventaja competitiva dentro del actual ambiente de negocios en constante cambio.»

Augie Picado

Vicepresidente de Marketing para las Américas de UPS

.

ARLOG

El XXII Encuentro Nacional de Logística Empresaria -"Presente y futuro de la logística y la supply chain: fuente de ventajas competitivas en el contexto global"- organizado por Arlog para el 10 de octubre próximo se dividirá en cuatro módulos: I. La visión económica-política, a cargo del periodista Tomás Bulat; II. La eficiencia en las operaciones logísticas, su aporte a la competitividad. Stefan Schroeder y Michael Kuchenbecker de la Alianza Logística Alemana; III. Casos de éxito "La tecnología al servicio de la productividad" Supermercados TATA-Grupo DN, Uruguay; "Reingeniería de las operaciones logísticas y aplicación de tecnología en la mejora de la productividad"; IV. Recursos humanos. Informes: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Fuente: La Nación.com

Estudio AGML: Estudio Contable Impositivo

Te 4571-6059

Cel 156-8021497

correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.