¡Adiós, Nokia; hola, Microsoft! La frase encierra mucho más que un simple saludo para el gigante de Windows, puesto que desde que cerró hace dos semanas la compra del fabricante finlandés se sumergió en una estrategia que lo lleva a una lucha directa contra Google y su exitoso Android en el competitivo mundo de los dispositivos móviles. La tarea de la compañía fundada por Bill Gates no es menor: deberá por un lado migrar la producción de Nokia a smartphones y luego imponer su sistema operativo en los consumidores, para que puedan a su vez suscribirse a todo un ecosistema de servicios propios.

 

 

 

Al comprar Nokia, Microsoft se hizo de una inmensa capacidad productiva, pero también de algunos puntos débiles que deberá modificar. Por ejemplo, la mayor parte de la producción de la firma finlandesa era de celulares básicos (de la marca Asha), lo que significa que deberá pasar de esa realidad a otra en la que prevalezca la fabricación de smartphones, que es la categoría que más crece en el mundo y que sirve como plataforma para venta y uso de aplicaciones, correo, cloud computing y streaming.

 

Fabricia Degiovanni, gerenta general de Microsoft para la Argentina y Uruguay, confirma que la estrategia de su compañía a nivel global es acercarse más al consumidor. "Para eso, nos asentamos en dos pilares -explica la directiva-. Uno de ellos es contar con una pluralidad de dispositivos, como celulares, tabletas, consolas de juegos y computadoras personales; y otro es la conexión de todos esos aparatos con nuestra Nube."

 

Dentro de esta estrategia, dice Degiovanni, es donde cobra sentido la adquisición de Nokia. Microsoft tiene otros dispositivos, pero adicionalmente decide desarrollar sus propios aparatos: la primera fue su tableta Surface y la segunda fue la compra del gigante finlandés. ¿Y qué pasará con el nombre Nokia? La respuesta de la ejecutiva habla por sí sola: "Nosotros adquirimos la marca Lumia, así que se mantendrá ese nombre".

 

Javier Otero, consultor especialista en tecnología y ex directivo de Samsung en el país, coincide en que la estrategia de Microsoft al comprar Nokia se resume en "movilidad + cloud computing". Hoy la diferenciación no la da el hardware, afirma el especialista, sino que la da el "ecosistema", por eso Microsoft necesitaba la fuerza de Nokia en producción para armar su propio combo de "aparatos, sistema operativo, aplicaciones, seguridad, correo, market share corporativo y servicios de Nube".

 

Hoy, en la Argentina, si se compra un dispositivo de Microsoft, éste viene con Office 365, lo que significa que se puede trabajar en la Nube desde allí. "Eso se paga por mes y por usuario y tiene un costo de 40 pesos por mes", señala Degiovanni.

 

Un desafío no menor será no sólo migrar toda la producción de Nokia a smartphones, sino imponerse en el segmento premium de consumidores, donde Apple con iPhone y Samsung con Galaxy lideran cómodos los primeros puestos. Si bien mucho se habla de un nuevo superteléfono Lumia, con una cámara de 41 megapíxeles y otras innovaciones, lo cierto es que aún mira desde atrás a sus dos grandes competidores.

 

Otro punto en el que deberá mejorar es en la disponibilidad de aplicaciones, ya que si bien hay unas 200.000 apps para Windows Phone, aún está lejos del millón con las que cuenta Android. En contrapartida, algo que tiene a favor es su fortaleza en lo que se conoce como B 2 B, que no es otra cosa que el mercado corporativo. "Allí le gana a Android, puesto que tiene un combo de aplicaciones muy potentes para la administración de servicios y da mayor seguridad a un empresario", acota Otero.

 

Degiovanni anuncia que habrá nuevos lanzamientos en la plaza local, con lo que se buscará capturar el mercado de dispositivos inteligentes, que también incluye la tableta teléfono. "La principal diferencia con Google es la disponibilidad del producto. La riqueza de la funcionalidad de los servicios de Microsoft es mucho más amplia", opina la ejecutiva.

 

En tanto, ya hay algunos indicadores alentadores para Microsoft. Según datos del IDC Latin America Mobile Devices Tracker, el sistema operativo Windows Phone obtuvo el segundo lugar entre los usuarios móviles de la Argentina durante el último trimestre de 2013. Además, se trata de la plataforma móvil de mayor crecimiento en América latina, ya que incrementó su penetración en el mercado en un 148% durante el mismo año.

 

Si el monstruo fundado por Bill Gates logra imponer su línea Lumia entre los consumidores y hace prevalecer su "ecosistema" de servicios, al tiempo que irrumpe con fuerza en el segmento premium, el mercado de dispositivos móviles finalmente podrá exclamar: "Adiós, Nokia; hola, Microsoft".

 

EN BUSCA? DEL USUARIO PROFESIONAL

 

Un punto alto que destacan desde Microsoft es la oferta que su sistema operativo da a los profesionales. "Entre las características más apreciadas se destaca el acceso a herramientas empresariales que posibilitan el trabajo colaborativo desde cualquier punto y en cualquier momento. Windows Phone es el único sistema operativo en el mercado que permite a los usuarios editar desde sus smartphones archivos de Word, Excel y PowerPoint, gracias a la óptima integración de la plataforma con estas soluciones", destacan desde la empresa creada por Bill Gates..

 

Fuente: La Nacion.com