“2012 – Año de Homenaje al doctor D. Manuel Belgrano”

COMUNICACIÓN “A” 5369 09/11/2012

A LAS ENTIDADES FINANCIERAS:

Ref.: Circular

LISOL 1 - 566

CONAU 1 - 997

Capitales mínimos de las entidades financieras.

Distribución de resultados. Supervisión

consolidada. Adecuaciones.

 

____________________________________________________________

Nos dirigimos a Uds. para comunicarles que esta Institución adoptó la siguiente resolución:

“1. Sustituir las Secciones 3., 4. y 8. de las normas sobre “Capitales mínimos de las entidades

financieras” por las que se acompañan en el Anexo I a la presente comunicación.

2. Establecer que las disposiciones del punto 1. relacionadas con las Secciones 3. y 4. tendrán vigencia

a partir del 1.1.13, en tanto que las relacionadas con la Sección 8. tendrán vigencia a

partir del 1.2.13.

3. Incorporar, con vigencia a partir del 1.1.13, en las normas sobre “Capitales mínimos de las entidades

financieras”, la sección que se acompaña en el Anexo II a la presente comunicación.

4. Establecer que las disposiciones referidas a “titulizaciones”, comprendidas en los puntos precedentes,

serán de aplicación para las nuevas operaciones concertadas por las entidades financieras

a partir del 1.1.13.

5. Incorporar como segundo párrafo de la Sección 4. de las normas sobre “Distribución de resultados”

lo siguiente:

“Desde el 1.1.13, a los efectos del cómputo de la posición de capitales mínimos para las verificaciones

previstas en estas normas, la exigencia de capital por riesgo de crédito por titulizaciones

deberá computarse sobre todas las operaciones vigentes a la fecha de cómputo.”

6. Sustituir, con vigencia a partir del 1.1.13., el punto 9.2. de la Sección 9. de las normas sobre

“Capitales mínimos de las entidades financieras” por el siguiente:

“9.2. Base consolidada.

-2-

Sin perjuicio del cumplimiento en forma individual, las entidades financieras controlantes

sujetas a supervisión consolidada observarán las normas en materia de capitales mínimos

sobre base consolidada mensual y, adicional e independientemente, trimestral.”

7. Reemplazar, con vigencia a partir del 1.1.13, el punto 5.2.2.1. de la Sección 5. de las normas

sobre “Supervisión consolidada” por el siguiente:

“5.2.2.1. Capital mínimo.”

8. Disponer que, a los efectos de la determinación de la responsabilidad patrimonial computable,

a partir del 1.2.13. comenzarán a excluirse los instrumentos de capital que dejen de cumplir los

criterios para ser considerados capital adicional de nivel uno (CAn1) o patrimonio neto complementario

(PNc) conforme las disposiciones establecidas en el punto 1. de la presente comunicación.

A esos efectos, mientras mantengan las condiciones bajo las cuales se admitió oportunamente

su inclusión en la RPC, se computará el importe que surja de aplicar a los valores contables de

los instrumentos a fin de cada mes la metodología vigente a aquella fecha. Su reconocimiento

como RPC se limitará al 90% del valor así obtenido a partir de esa fecha, reduciéndose cada

doce meses dicho límite en 10 puntos porcentuales. Este límite se aplicará por separado a cada

instrumento -ya sea que se compute en el CAn1 o en el PNc-.

9. Disponer que, con vigencia hasta diciembre de 2013, si como consecuencia de la aplicación de

las disposiciones establecidas en la presente comunicación resultase una exigencia menor que

la exigencia determinada para su integración al 31.1.13, la entidad financiera deberá computar

esta última y aplicar esa diferencia al mes siguiente en que se observe esa situación a los destinos

que se detallan a continuación en forma sucesiva y en función del orden de prelación que

se indica:

i) Cancelación de franquicias otorgadas para la integración de la exigencia por riesgo de crédito.

ii) Integración de la proporción de la exigencia por riesgo operacional no efectuada por la aplicación

del cronograma establecido en el punto 10.3.2. de la Sección 10. “Disposiciones

transitorias” de las normas sobre “Capitales mínimos de las entidades financieras”.

iii) Disminución de la exigencia por riesgo de crédito sobre financiaciones que la entidad otorgue

a partir de esa fecha cuyo destino, moneda y plazo sean los previstos por los puntos 3.1.

y 3.3. de las normas sobre “Línea de créditos para la inversión productiva” (cuando no sea

hayan imputado como aplicación mínima de ese régimen) y/o préstamos hipotecarios para la

vivienda familiar, única y de ocupación permanente, por el plazo de las financiaciones.

El importe acumulado de la disminución de las franquicias y el de los aumentos de exigencia

por riesgo operacional a que se refieren los acápites i) y ii) al final de cada mes no podrá ser

recuperado en los siguientes.

10. Dejar sin efecto, con vigencia a partir del 1.1.13, las disposiciones en materia de capital mínimo

por riesgo de tasa de interés -Sección 5. de las normas sobre “Capitales mínimos de las

entidades financieras”- y toda otra medida relacionada con esa materia prevista en la normativa

emitida por esta Institución. Ello, sin perjuicio de que las entidades financieras deberán continuar

gestionando este riesgo, lo cual será objeto de revisión por la Superintendencia de Enti-

3-

dades Financieras y Cambiarias, pudiendo ésta determinar la necesidad de integrar mayor capital

regulatorio.”

Asimismo, les informamos que posteriormente les haremos llegar las hojas que, en reemplazo

de las oportunamente provistas, corresponda incorporar en los respectivos textos ordenados

como consecuencia de la medida adoptada.

Saludamos a Uds. atentamente.

BANCO CENTRAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA

Matías A. Gutiérrez Girault Alfredo A. Besio

Gerente de Emisión

de Normas

Subgerente General

de Normas

ANEXO

-1-

Sección 3. Capital mínimo por riesgo de crédito.

3.1. Exigencia.

Se determinará aplicando la siguiente expresión:

CRC = k x [0,08 x (APRc + no DvP) + DvP + RCD] + INC + IP

donde:

CRC: exigencia de capital por riesgo de crédito.

k: factor vinculado a la calificación asignada a la entidad según la evaluación

efectuada por la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias,

teniendo en cuenta la siguiente escala:

Calificación asignada Valor de “k”

1 1

2 1,03

3 1,08

4 1,13

5 1,19

A este efecto, se considerará la última calificación informada para el cálculo

de la exigencia que corresponda integrar al tercer mes siguiente a aquel en

que tenga lugar la notificación. En tanto no se comunique, el valor de “k” será

igual a 1,03.

APRc: activos ponderados por riesgo de crédito, determinados mediante la suma de

los valores obtenidos luego de aplicar la siguiente expresión:

A x p + PFB x CCF x p

donde:

A: activos computables/exposiciones.

PFB: conceptos computables no registrados en el balance de saldos (“partidas

fuera de balance”), se encuentren o no contabilizados en cuentas

de orden.

CCF: factor de conversión crediticia.

p: ponderador de riesgo, en tanto por uno.

B.C.R.A. Secciones 3., 4. y 8. de las normas sobre “Capitales mínimos de las

entidades financieras”.

Anexo I a la

Com. “A”

5369

-2-

no DvP: operaciones sin entrega contra pago. Importe determinado mediante la suma

de los valores obtenidos luego de aplicar a las operaciones comprendidas el

correspondiente ponderador de riesgo (p) conforme a lo dispuesto en el punto

3.8.

DvP: operaciones de entrega contra pago fallidas (a los efectos de estas normas,

incluyen las operaciones de pago contra pago -PvP- fallidas). Importe determinado

mediante la suma de los valores obtenidos luego de multiplicar la exposición

actual positiva por la exigencia de capital aplicable establecida en el

punto 3.8.

RCD: exigencia por riesgo de crédito de contraparte en operaciones con derivados

extrabursátiles (“over-the-counter” - “OTC”), determinada conforme a lo establecido

en el punto 3.9.

INC: incremento por los siguientes excesos:

- en la relación de activos inmovilizados y otros conceptos (Sección 4. del

respectivo ordenamiento);

- a los límites de fraccionamiento del riesgo crediticio y de financiaciones a

clientes vinculados;

- a los límites de graduación del crédito (Sección 3. del respectivo ordenamiento);

y

- a los límites sobre asistencia financiera al sector público no financiero

-punto 12. de la Comunicación “A” 3911 (texto según el punto 3. de la Comunicación

“A” 4546)-.

En la materia serán de aplicación las disposiciones contenidas en la Sección

2. de las normas sobre “Incumplimientos de capitales mínimos y relaciones

técnicas. Criterios aplicables”, salvo que resulte aplicable lo previsto en la

Sección 3. de esas normas.

También se computará en esta expresión la exposición crediticia resultante

de:

i) la sumatoria de posiciones no cubiertas por contratos para cubrir variaciones

de precios de productos básicos -“commodities”-. Se considerarán

posiciones no cubiertas aquellas vendidas a los clientes que no se correspondan

con las coberturas adquiridas por la entidad financiera, cualquiera

sea el subyacente y/o el cliente,

ii) la utilización de los cupos crediticios ampliados a que se refieren los puntos

4. y 5. de la Comunicación “A” 4838 y complementarias (por los excesos

sobre los límites establecidos en los puntos 7. y 8. de la Comunicación

“A” 3911 y modificatorias) respecto de la asistencia financiera otorgada

y/o las tenencias de instrumentos de deuda de fideicomisos financieros

o fondos fiduciarios a que se refiere el punto 5.1. de la Sección 5. de las

normas sobre “Financiamiento al sector público no financiero” y el punto

3.2.4. de la Sección 3. del citado ordenamiento computadas conforme al

-3-

siguiente cronograma, el cual operará a partir de que se hayan comenzado

a utilizar económicamente las obras o el equipamiento genere ingresos

al fideicomiso o fondo fiduciario a través de tarifas, tasas, aranceles u

otros conceptos similares.

Cómputo como “INC” del uso del cupo

ampliado -en % de dicha utilización- A partir del

25 Primer mes

50 Séptimo mes

100 Décimo tercer mes

IP: incremento por la ampliación del límite general de la posición global neta negativa

de moneda extranjera, conforme a las disposiciones contenidas en el

punto 2.1. de la Sección 2. de las normas sobre “Posición global neta de moneda

extranjera”.

El sector público no financiero citado en estas normas es aquel definido en la Sección

1. de las normas sobre “Financiamiento al sector público no financiero”.

3.2. Exclusiones.

3.2.1. Garantías otorgadas a favor del Banco Central de la República Argentina y por obligaciones

directas.

3.2.2. Conceptos que deben deducirse a los fines del cálculo de la responsabilidad patrimonial

computable.

3.2.3. Financiaciones y avales, fianzas y otras responsabilidades otorgadas por sucursales y

subsidiarias locales de entidades financieras del exterior, por cuenta y orden de su casa

matriz o sus sucursales en otros países o de la entidad controlante, siempre que se observen

los siguientes requisitos:

3.2.3.1. Las normas del país donde esté situada la casa matriz o entidad controlante,

definida esta última según las disposiciones vigentes en esa jurisdicción, deberán

abarcar la supervisión sobre base consolidada de las sucursales o subsidiarias

locales.

3.2.3.2. La entidad deberá contar con calificación internacional de riesgo comprendida

en la categoría “investment grade”, otorgada por alguna de las calificadoras

admitidas por las normas sobre “Evaluación de entidades financieras”.

3.2.3.3. En el caso de las financiaciones, éstas deberán ser atendidas por las sucursales

o subsidiarias locales sólo con fondos provenientes de líneas asignadas

a ellas por los citados intermediarios del exterior.

De otorgarse la asistencia en moneda distinta de la de los recursos del exterior,

la entidad local no podrá asumir el riesgo de cambio.

3.2.3.4. En el caso de las garantías otorgadas localmente, deberá existir respecto de

ellas contragarantías extendidas por la casa matriz o sus sucursales en otros

-4-

países o por la entidad controlante del exterior, cuya efectivización opere en

forma irrestricta a simple requerimiento de la sucursal o subsidiaria local y en

modo inmediato a su eventual ejecución por parte del beneficiario.

3.3. Cómputo de los conceptos comprendidos.

3.3.1. Bases individual y consolidada mensual.

Los conceptos comprendidos -excepto los que se mencionan en el párrafo siguiente- se

computarán a base de los promedios mensuales de saldos diarios del mes anterior al que

corresponda la determinación de la exigencia (capitales, intereses, primas, actualizaciones

-por el Coeficiente de Estabilización de Referencia “CER”- y diferencias de cotización,

según corresponda, netos de las previsiones por riesgos de incobrabilidad y desvalorización

y de las depreciaciones y amortizaciones acumuladas que les sean atribuibles

y demás cuentas regularizadoras, sin deducir el 100% del importe mínimo exigido de la

previsión por riesgo de incobrabilidad sobre la cartera correspondiente a deudores clasificados

“en situación normal” -puntos 6.5.1. y 7.2.1. de las normas sobre “Clasificación de

deudores”- y las financiaciones que se encuentran cubiertas con garantías preferidas

“A”).

Las operaciones a que se refieren los puntos 3.8. y 3.9. (DvP, no DvP y RCD) se computarán

sobre la base de saldos a fin de cada mes.

3.3.2. Base consolidada trimestral.

Se considerarán los saldos al cierre del trimestre, aplicando en los demás aspectos las

correspondientes disposiciones establecidas.

3.4. Definición de cartera minorista.

Se considerarán financiaciones pertenecientes a la cartera minorista -a efectos del cómputo del

capital mínimo por riesgo de crédito- a las que cumplan en su totalidad con lo siguiente:

3.4.1. Criterio de orientación.

La financiación se otorgue a personas físicas o a micro, pequeñas y medianas empresas

(MiPyMEs), en este último caso de acuerdo con las normas sobre “Determinación de la

condición de micro, pequeña y mediana empresa”.

3.4.2. Criterio de producto.

Las exposiciones deberán instrumentarse como financiaciones rotativas, préstamos

prendarios, personales, arrendamientos financieros y/o tratarse de financiaciones a

MiPyMEs. Se entiende por financiaciones rotativas (“revolving”) a aquellas financiaciones

en las cuales los prestatarios están autorizados a realizar giros y cancelaciones dentro

de límites convenidos en una línea de crédito, y que incluyen tarjetas de crédito y

descubiertos en cuenta corriente.

Se excluyen los préstamos con garantía hipotecaria sobre vivienda residencial, las

participaciones en el capital de MiPyMEs y la tenencia de instrumentos de deuda

emitidos por dichas empresas.

-5-

3.4.3. Criterio de concentración.

La cartera debe estar diversificada. A tal efecto, la exposición total con cada deudor no

deberá superar el 0,2% del total de la cartera minorista de la entidad sin considerar las

financiaciones con más de 90 días de atraso.

3.4.4. Límite.

La exposición máxima frente a un mismo deudor no debe superar los siguientes

importes:

3.4.4.1. Personas físicas -cartera para consumo-: $ 200.000;

3.4.4.2. MiPyMEs (incluyendo las financiaciones a personas físicas para el desarrollo de

su actividad profesional): $ 6.000.000.

3.5. Ponderadores de riesgo.

3.5.1. Valores.

Se aplicarán los establecidos en la Sección 4.

3.5.2. Criterios para la aplicación.

3.5.2.1. El término “exposición” abarca a todas las financiaciones otorgadas por la

entidad -en sus distintas modalidades, tales como préstamos, tenencias de

títulos valores, fianzas, avales y demás responsabilidades eventuales-, incluidas

las que provengan de operaciones realizadas en los mercados de títulos valores,

de monedas y de derivados.

3.5.2.2. Se entiende por entidad de contraparte central (CCP) a la cámara de

compensación que interviene entre las partes de un contrato financiero

negociado en uno o más mercados, actuando como comprador para todo

vendedor y como vendedor para todo comprador, garantizando con ello la

ejecución futura de los contratos en cuestión.

3.5.2.3. A los efectos del reconocimiento de la cobertura del riesgo de crédito se tendrá

en cuenta lo dispuesto en la Sección X. (Anexo II a la presente comunicación).

3.5.2.4. En caso de que una exposición pudiera estar sujeta a distintos ponderadores

específicos de riesgo, se aplicará el mayor de ellos.

3.5.2.5. Se aplicará a las tenencias de cuotapartes de fondos comunes de inversión el

mayor ponderador individual que corresponda según los activos que lo integren.

3.5.2.6. El tratamiento otorgado a la exposición al sector público no financiero no será de

aplicación en las operaciones con contrapartes a las cuales el Banco Central de

la República Argentina les haya otorgado el tratamiento previsto para las personas

del sector privado no financiero. En estos casos, corresponderá considerarlas

como exposiciones a empresas del sector privado no financiero.

3.6. Tratamiento de las titulizaciones.

-6-

Se denomina “posición de titulización” a la exposición a una titulización (o retitulización), tradicional

o sintética, o a una estructura con similares características.

La exposición a los riesgos de una titulización puede surgir, entre otros, de los siguientes conceptos:

tenencia de títulos valores emitidos en el marco de la titulización -es decir, títulos de

deuda y/o certificados de participación, tales como bonos de titulización de activos (“Asset-

Backed Securities” -“ABSs”-) y bonos de titulización hipotecaria (“Mortgage-Backed Securities”

-“MBSs”-)-, mejoras crediticias, facilidades de liquidez, “swaps” de tasa de interés o de monedas

y derivados de crédito.

Se excluyen las posiciones de titulización del sector público no financiero, que recibirán el tratamiento

previsto por el punto 2. de la Sección 4.

3.6.1. Conceptos.

3.6.1.1. Titulización tradicional: es una estructura en la que se utilizan los flujos de efectivo

procedentes de un conjunto de exposiciones subyacentes para atender el

servicio de al menos dos posiciones de riesgo estratificadas -o tramos- con distintos

grados de riesgo de crédito o subordinación.

La subordinación de los tramos determina la distribución de las pérdidas durante

el período de validez de la operación.

3.6.1.2. Titulización sintética: es una estructura con al menos dos posiciones de riesgo

estratificadas -o tramos- que reflejan distintos grados de riesgo de crédito o subordinación,

en las que el riesgo de crédito de un conjunto subyacente de exposiciones

se transfiere, en todo o en parte, a través de la utilización de derivados

de crédito o garantías.

3.6.1.3. Retitulización: es una estructura en la cual el riesgo asociado con un conjunto de

exposiciones subyacentes está segmentado y por lo menos una de ellas es una

exposición a una titulización.

3.6.1.4. Mejora crediticia: es un acuerdo contractual en virtud del cual una entidad

financiera conserva o asume una posición de titulización a los efectos de proporcionar

cierto grado de protección crediticia a las otras partes intervinientes en la

operación.

3.6.1.5. Las exposiciones subyacentes a la titulización podrán incluir, entre otros

conceptos: préstamos, compromisos asumidos por la entidad, posiciones de titulización,

obligaciones negociables y acciones. El conjunto subyacente podrá incluir

una o varias exposiciones.

3.6.1.6. Cláusula de amortización anticipada: es un mecanismo que, una vez activado,

permite a los inversores obtener reembolsos antes del vencimiento inicialmente

fijado de los títulos valores emitidos. A efectos de la exigencia de capital, una

cláusula de amortización anticipada se considerará controlada si satisface en su

totalidad las siguientes condiciones:

i) La entidad financiera cuenta con un plan adecuado de capital y liquidez que

permita hacer frente a la amortización anticipada.

-7-

ii) Mientras dure la operación, incluido el período de amortización, existe el

mismo reparto proporcional de los intereses, el capital, los gastos, las pérdidas

y los recuperos en función de la participación relativa de la entidad financiera

y de los inversores en los importes a cobrar pendientes al comienzo

de cada mes.

iii) Se establece en el contrato un período de amortización tal que -de activarse

el mecanismo- le permita reembolsar o reconocer en situación de incumplimiento

al menos el 90% de la deuda total pendiente al inicio del período de

amortización anticipada.

iv) El reembolso no sea más acelerado que lo que permitiría un esquema de

amortización lineal durante el período de amortización al que se refiere el

acápite iii).

Una cláusula de amortización anticipada que no satisfaga estas condiciones se

considerará no controlada.

3.6.1.7. Facilidad de liquidez: es un acuerdo contractual en virtud del cual una entidad financiera

pone a disposición de un programa de titulización una línea crediticia a

los efectos de cubrir eventuales descalces entre los pagos de las exposiciones

subyacentes y el servicio financiero de los títulos valores emitidos en el marco de

dicha titulización.

3.6.2. Entidad financiera originante.

3.6.2.1. Una entidad es originante de una titulización si cumple con alguna de las siguientes

condiciones:

i) Origina las exposiciones subyacentes incluidas en la titulización.

ii) Patrocina una titulización en la cual las exposiciones subyacentes son adquiridas

a terceros, es decir gestiona u organiza el programa, coloca los títulos

valores o provee liquidez y/o mejoras crediticias.

3.6.2.2. Al calcular los activos ponderados por riesgo, la entidad originante podrá excluir

las exposiciones objeto de titulización sólo si se satisface la totalidad de los siguientes

requisitos operativos -debiendo computar exigencia de capital por las

posiciones de titulización que conserve-:

i) Se ha transferido a uno o más terceros el riesgo de crédito asociado a las

exposiciones titulizadas.

ii) La entidad cedente no mantiene un control efectivo ni indirecto (como ser a

través de una sociedad controlada) sobre las exposiciones transferidas.

Ellas han sido aisladas de la cedente a los efectos jurídicos de forma tal que

están fuera de su alcance y del de sus acreedores, incluso en los casos de

liquidación o quiebra. Estas condiciones deberán estar avaladas por dictamen

jurídico.

Se considera que la cedente mantiene el control efectivo de las exposiciones

transferidas si:

a) puede recomprarlas con el objeto de realizar sus beneficios, o

-8-

b) está obligada a conservar su riesgo.

El mantenimiento por parte de la cedente de la administración de las exposiciones

subyacentes no implicará un control indirecto sobre ellas.

iii) Los títulos valores emitidos no deberán ser obligaciones de la cedente. En

consecuencia, los inversores que compren los títulos valores sólo deberán

tener derechos frente al conjunto subyacente de exposiciones.

iv) La cesión se efectúe a un “Ente de Propósito Especial” (“SPE”) y los inversores

pueden gravar o enajenar sus títulos valores sin restricción. En el país

estos programas se instrumentarán bajo la forma legal de fideicomiso, conforme

a la normativa legal vigente en esa materia -Ley 24.441-.

v) Las opciones de exclusión deberán satisfacer las condiciones estipuladas en

el punto 3.6.4.

vi) La titulización no debe contener cláusulas mediante las cuales:

a) se obligue a la originante a alterar las exposiciones subyacentes con el

objeto de mejorar su calidad crediticia media ponderada, a menos que

esto se logre mediante su venta -a precios de mercado- a terceros no

vinculados a ésta;

b) la entidad financiera deba incrementar su posición a primera pérdida -es

decir, su exposición al tramo que absorbe las pérdidas en primer términoo

aumentar las mejoras crediticias provistas, con posterioridad al inicio de

la operación; o

c) se aumente el rendimiento pagadero a las partes distintas de la originante,

como pueden ser los inversores o terceros proveedores de mejoras

crediticias, en respuesta a un deterioro de la calidad crediticia de

las exposiciones subyacentes.

3.6.3. Requisitos de debida diligencia.

3.6.3.1. La entidad que posee la posición de titulización debe comprender en todo momento

las características de su riesgo, independientemente de estar registradas

en el activo o fuera de balance, como así también las características de riesgo

de las exposiciones subyacentes a dicha posición.

3.6.3.2. La entidad debe tener acceso en todo momento a la información sobre el comportamiento

de pago de las exposiciones subyacentes. Esta información deberá

incluir, en la medida en que resulte aplicable según el tipo de operación:

- tipo de exposición;

- porcentaje de financiaciones vencidas (con detalle a 30, a 60, a 90 días y

resto);

- porcentaje de la deuda inicial subyacente cancelada anticipadamente;

- financiaciones en gestión judicial;

- tipo de propiedad -tal como vivienda o inmueble comercial-;

-9-

- tasa de ocupación de los inmuebles;

- clasificación de los deudores, conforme las pautas establecidas en las normas

sobre “Clasificación de deudores”;

- ratio promedio de monto desembolsado sobre el valor de la propiedad

(“LTV”); y

- diversificación geográfica y sectorial.

En los casos de retitulizaciones, la entidad debe tener -además de la información

referida a las titulizaciones subyacentes, tales como el nombre y la calidad

crediticia del emisor, la estructura de cada operación y de los títulos valores

subyacentes- información de las características y el rendimiento de las exposiciones

subyacentes a las correspondientes titulizaciones.

3.6.3.3. La entidad debe comprender todas las características estructurales de los programas

de titulizaciones a los que esté expuesta que puedan afectar significativamente

su exposición, tales como la cascada contractual (“waterfall”) de pagos

y las mejoras crediticias o de liquidez.

Cuando no se cumpla con alguno de estos requisitos de debida diligencia se deberá

ponderar la posición de titulización al 1250%, con el límite dispuesto en el punto 3.6.5.4.

3.6.4. Tratamiento de las opciones de exclusión.

Una opción de exclusión (“clean-up call”) es aquella que permite rescatar posiciones de

titulización antes de que hayan sido canceladas por los deudores todas las exposiciones

subyacentes. En el caso de las titulizaciones tradicionales, esta opción se ejerce habitualmente

mediante la recompra de las posiciones de titulización pendientes, una vez

que el saldo del conjunto de exposiciones subyacentes o de los títulos valores en circulación

se sitúa por debajo de un determinado nivel.

La presencia de una opción de exclusión no originará exigencia de capital alguna siempre

que se cumpla con la totalidad de los siguientes requisitos:

3.6.4.1. El ejercicio de dicha opción no sea obligatorio, sino que esté sujeto a la discrecionalidad

de la entidad originante.

3.6.4.2. La opción de exclusión no esté estructurada con el fin de evitar que los inversores

y/o proveedores de mejoras crediticias absorban pérdidas, ni con el objeto

de proporcionar cualquier otro tipo de mejora crediticia.

3.6.4.3. Sólo pueda ejercerse cuando quede pendiente un 10% o menos del valor original

de la cartera subyacente o de los títulos valores emitidos.

Todas aquellas operaciones de titulización que incluyan una opción de exclusión que no

cumpla la totalidad de los criterios indicados precedentemente resultarán en una exigencia

de capital para la entidad originante. En el caso de titulizaciones tradicionales, las exposiciones

subyacentes se tratarán como si no estuviesen titulizadas. Además, la entidad

financiera deberá deducir del capital ordinario de nivel uno (COn1) el importe total en concepto

de ganancia por venta resultante de la operación de titulización, de acuerdo con lo

establecido en el punto 8.4.1.17. de la Sección 8.

-10-

Si una opción de exclusión, tras haber sido ejercida, ha servido de mejora crediticia, se

considerará que la entidad financiera ha prestado un respaldo crediticio implícito -es decir,

no contemplado contractualmente- y recibirá el tratamiento establecido en el punto

3.6.5.2.

3.6.5. Criterios a observar en el cómputo de la exigencia de capital mínimo.

3.6.5.1. La entidad debe mantener la exigencia de capital correspondiente a todas sus

posiciones de titulización, incluidas las procedentes de la provisión de cobertura

crediticia a una operación de titulización, la inversión en títulos de deuda y/o certificados

de participación, la retención de un tramo subordinado y la extensión de

una facilidad de liquidez o de una mejora crediticia, conforme a lo establecido en

los puntos siguientes. En el caso de entidades financieras originantes, las posiciones

de titulización recompradas tendrán el mismo tratamiento que las posiciones

retenidas.

3.6.5.2. Cuando la entidad financiera respalde implícitamente una titulización -es decir,

cualquier respaldo crediticio directo o indirecto que preste que no resulte de sus

obligaciones contractuales, tal como la reposición de créditos en reemplazo de

subyacentes en mora- deberá mantener el capital requerido por todas las exposiciones

subyacentes a esa titulización como si ellas no hubieran sido titulizadas.

Además, deberá informar en las notas a los estados contables de publicación:

i) que ha prestado respaldo crediticio no contractual, y

ii) el efecto sobre su exigencia de capital.

Asimismo, deberá deducir del capital ordinario de nivel uno (COn1) el importe total

en concepto de ganancia por venta resultante de la operación de titulización,

de acuerdo con lo establecido en el punto 8.4.1.17. de la Sección 8.

3.6.5.3. El activo ponderado por riesgo correspondiente a una posición de titulización se

calcula multiplicando el importe de la posición por el ponderador de riesgo correspondiente.

En el caso de posiciones fuera de balance, deberá aplicarse un factor de conversión

crediticia (CCF) conforme a lo dispuesto en el punto 3.7.2., multiplicándose

el importe resultante -es decir el equivalente crediticio- por el correspondiente

ponderador de riesgo previsto en el Sección 4.

3.6.5.4. De tratarse de una entidad originante, la exigencia resultante de una posición de

titulización no será mayor a la que le correspondería observar si la entidad mantuviera

la totalidad de sus exposiciones subyacentes.

3.6.6. Posiciones de titulización de máxima preferencia.

Se entiende por posición de titulización de máxima preferencia al tramo de los títulos valores

emitidos en la operación de titulización que se sitúa en el primer lugar de prelación

a los efectos de la percepción de los correspondientes pagos.

La entidad que posea o garantice una posición de máxima preferencia en una titulización

tradicional podrá aplicar el tratamiento de “transparencia” (“look-through”) para determinar

el ponderador de riesgo, siempre que en todo momento se conozca la composición

-11-

del conjunto subyacente de exposiciones. Los “swaps” de tasa de interés o de monedas

no se considerarán a los efectos de determinar si una posición es de máxima preferencia

al momento de aplicar este tratamiento.

En el tratamiento de transparencia, dicha posición de máxima preferencia recibirá el

ponderador de riesgo medio ponderado de las exposiciones subyacentes, sujeto a revisión

por parte de la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias. En el caso

de que la entidad financiera no pueda determinar los ponderadores de riesgo de las exposiciones

subyacentes, la posición de máxima preferencia deberá ser ponderada al

1250%.

3.6.7. Posiciones a segunda pérdida -o mejor- en programas ABCP (“Asset Backed Commercial

Paper”).

En las titulizaciones en las cuales los títulos valores emitidos tengan un vencimiento original

de hasta un año (programa ABCP), las posiciones que absorban pérdidas en segunda

o posterior instancia -excepto las comprendidas en el punto 3.6.6.- estarán sujetas

al mayor ponderador de riesgo resultante de comparar el valor de 100% y el mayor

ponderador de riesgo correspondiente a las exposiciones subyacentes a la titulización.

Ello en la medida que se cumpla la totalidad de los siguientes requisitos:

3.6.7.1. Desde el punto de vista económico, la posición a primera pérdida proporcione

protección crediticia a las restantes posiciones, por un monto equivalente a la

exigencia de capital que generaría el subyacente.

3.6.7.2. De la evaluación realizada por la entidad financiera se concluya que su riesgo

de crédito es equivalente a grado de inversión.

3.6.7.3. La entidad financiera no retenga la posición a primera pérdida.

3.6.8. Tratamiento de las facilidades de liquidez admisibles -acuerdos o líneas de liquidez-.

Se consideran facilidades de liquidez admisibles a las posiciones de titulización fuera de

balance que satisfagan la totalidad de los siguientes requisitos:

3.6.8.1. La documentación de la facilidad deberá identificar y establecer con claridad

las circunstancias en las que se podrá disponer de ella. Sólo podrá ser utilizada

hasta un monto cuya amortización total -proveniente de la liquidación de las exposiciones

subyacentes y de cualquier mejora crediticia- sea probable. Además,

la facilidad no deberá cubrir ninguna pérdida incurrida en el conjunto subyacente

de exposiciones antes de haber dispuesto de ella ni estar estructurada de tal

manera que exista certeza de que se va a disponer de ella.

3.6.8.2. El otorgamiento de la facilidad estará sujeto a una evaluación de la calidad de

los activos que impida que pueda disponerse de ella para cubrir exposiciones

subyacentes que se encuentren en situación de incumplimiento.

3.6.8.3. No deberá poder disponerse de la facilidad luego de que hayan sido agotadas

todas las mejoras crediticias aplicables.

3.6.8.4. El reembolso de la facilidad no deberá estar subordinado al derecho de ningún

tenedor de títulos valores del programa ni estar sujeto a aplazamientos o exenciones.

-12-

El máximo ponderador de riesgo correspondiente a las exposiciones subyacentes cubiertas

por la facilidad se aplicará al importe del equivalente crediticio de la posición

-resultante de multiplicar el monto de la facilidad o línea por el correspondiente CCF

(punto 3.7.2.1.)-.

3.6.9. Tratamiento de las titulizaciones con cláusulas de amortización anticipada.

La entidad financiera originante debe observar exigencia de capital por la participación

de los otros inversores cuando:

3.6.9.1. venda exposiciones a una estructura que contenga una cláusula de amortización

anticipada; y

3.6.9.2. las exposiciones vendidas sean de carácter rotativo.

En el caso de estructuras de titulización en las que el conjunto subyacente incluya exposiciones

rotativas y a plazo, la entidad deberá aplicar el tratamiento correspondiente a la

amortización anticipada a la parte del conjunto subyacente que contenga exposiciones

rotativas.

Las entidades no deberán observar exigencia de capital para cláusulas de amortización

anticipada en cualquiera de las siguientes circunstancias:

a) Estructuras con reposición de créditos en las que las exposiciones subyacentes no

son rotativas y el ejercicio de la amortización anticipada impide a la entidad incorporar

nuevas exposiciones.

b) Operaciones con exposiciones rotativas que contengan cláusulas de amortización

anticipada que repliquen estructuras a plazo -es decir, el riesgo de las facilidades

subyacentes no retorna a la entidad-.

c) Estructuras en las que los inversores se encuentran plenamente expuestos a futuros

requerimientos de fondos por parte de los prestatarios, incluso después de que tenga

lugar un evento de amortización anticipada.

d) La cláusula de amortización anticipada únicamente entra en vigor por eventos no relacionados

con las exposiciones titulizadas o con la entidad originante, como ser

modificaciones de la normativa tributaria.

La exigencia de capital por la participación de los inversores se determinará multiplicando:

(a) el importe de la participación de los inversores por (b) el CCF que corresponda

(como se indica en el punto 3.7.2.) y por (c) el ponderador de riesgo correspondiente a

la exposición subyacente que sería de aplicación si no se hubiesen titulizado las exposiciones.

La exigencia de capital por la totalidad de las posiciones de titulización con cláusula de

amortización anticipada -en poder de la entidad financiera y de terceros- estará sujeta al

máximo establecido en el punto 3.6.5.4.

Además, las entidades financieras deberán deducir del capital ordinario de nivel uno

(COn1) el importe total en concepto de ganancia por venta resultante de la operación de

titulización, de acuerdo con lo establecido en el punto 8.4.1.17. de la Sección 8.

-13-

3.6.10. Otras posiciones de titulización.

En el resto de los casos, incluyendo también las titulizaciones sintéticas, la exigencia total

de capital para las posiciones de titulización se obtendrá aplicando un ponderador

de riesgo del 1250%.

3.7. Factores de conversión crediticia (CCF).

3.7.1. Partidas en general.

Las operaciones fuera de balance -incluidos los compromisos por financiaciones y

líneas de corresponsalía a entidades del exterior, las garantías otorgadas, los avales

otorgados sobre cheques de pago diferido, los créditos documentarios y aceptaciones,

los documentos redescontados en otras entidades financieras y otros acuerdos de

crédito- se convertirán en equivalentes crediticios utilizando los siguientes factores de

conversión crediticia (CCF), aplicándose luego los ponderadores de riesgo establecidos

en la Sección 4. y teniendo en cuenta -de corresponder- las disposiciones establecidas

en la Sección X.:

Concepto CCF

- en % -

a) Sustitutos crediticios directos, tales como las garantías generales

de endeudamiento -incluidas las cartas de crédito

“stand-by” utilizadas como garantías financieras- y las aceptaciones

y endosos con responsabilidad. 100

b) Partidas contingentes relacionadas con operaciones comerciales

del cliente -tales como las que se derivan de garantías

de cumplimiento de obligaciones comerciales-. 50

c) Cartas de crédito comercial a corto plazo -es decir con plazo

residual de hasta un año- autoliquidables que amparan el

movimiento de bienes -tales como créditos documentarios garantizados

mediante la documentación subyacente-. Tanto el

banco emisor como el confirmante deberán aplicar el CCF y

ponderar los ítems en función de la contraparte por cuenta de

la cual se asume el riesgo. 20

d) Ventas de activos con responsabilidad para el cedente (se

ponderarán según el activo y no en función de la contraparte). 100

e) Compromisos de adquisición de activos no contabilizados en

el balance de saldos (se ponderarán según el activo y no en

función de la contraparte). 100

f) Líneas de emisión de títulos valores de corto plazo (“Note issuance

facility” -“NIF”-) y líneas rotativas de suscripción de títulos

valores (“Revolving underwriting facility” -“RUF”-). 50

g) Otros compromisos con un plazo de vencimiento contractual

de hasta un año. 20

-14-

h) Otros compromisos con un plazo de vencimiento contractual

superior a un año. 50

i) Compromisos pasibles de ser cancelados discrecional y unilateralmente

por la entidad financiera, o que se cancelen automáticamente

en caso de deterioro de la solvencia del deudor. 0

3.7.2. Partidas fuera de balance vinculadas con operaciones de titulización.

3.7.2.1. Facilidades de liquidez admisibles y de anticipos de efectivo por parte de la entidad

financiera que actúa como agente de pago.

Las facilidades de liquidez admisibles recibirán un CCF del 50%, independientemente

de su vencimiento.

Las facilidades de adelantos de efectivo provistas por la entidad financiera que

actúa como agente de pago para asegurar un flujo contínuo de pagos hacia los

inversores -en la medida que las pueda cancelar discrecional y unilateralmente,

tenga derecho al reembolso completo del adelanto otorgado y ese derecho tenga

prelación al cobro frente a cualquier otro derecho sobre los flujos generados por

las exposiciones subyacentes- recibirán un CCF del 0%.

Las entidades financieras pueden ofrecer a un mismo programa de titulización

diversos tipos de facilidades de las que pueda disponerse en distintas circunstancias.

Dados sus diferentes mecanismos de activación, puede ocurrir que las

facilidades provistas por una entidad financiera se solapen y que la utilización de

una facilidad impida -en parte- la utilización de otra. En este caso, no será necesario

que la entidad financiera mantenga una exigencia de capital adicional como

consecuencia del solapamiento, sino que deberá computar una única vez la exigencia

de capital por la posición cubierta por facilidades solapadas atribuyéndola

a la facilidad a la que le corresponda el mayor CCF.

3.7.2.2. Cláusulas de amortización anticipada controlada.

Para las líneas de crédito de la cartera minorista se aplicará un CCF del 40% o

del 90%, según que la línea de crédito sea no comprometida o comprometida,

respectivamente.

De tratarse de líneas de crédito que no correspondan a la cartera minorista el

CCF a aplicar será del 90%.

Una línea de crédito se considera no comprometida cuando contenga cláusulas

que habiliten a la entidad a disponer discrecional y unilateralmente la cancelación

de la posibilidad de uso de los respectivos márgenes.

3.7.2.3. Cláusulas de amortización anticipada no controlada.

El CCF a aplicar a las líneas de crédito será del 100%.

3.7.2.4. Otras posiciones de titulización registradas en cuentas de orden.

Las posiciones de titulización registradas en cuentas de orden no alcanzadas por

los puntos anteriores recibirán un CCF del 100%.

-15-

3.8. Exigencia de capital por riesgo de crédito de contraparte para operaciones DvP fallidas y no

DvP.

En las operaciones con títulos valores, oro o moneda extranjera pendientes de liquidación, la

exposición al riesgo de crédito de contraparte se produce desde la fecha de la operación, con

independencia de cuando se registre o contabilice. Las entidades deberán desarrollar,

implementar y mejorar sistemas para realizar un seguimiento adecuado de la exposición al

riesgo de crédito de contraparte procedente de esas operaciones y obtener información que

permita intervenir en el momento oportuno.

Las operaciones concertadas bajo la modalidad de entrega contra pago (DvP) -que implica el

intercambio simultáneo de valores por efectivo- exponen a las entidades al riesgo de pérdida

por la exposición actual positiva -definida como la diferencia positiva entre el valor de la

operación al precio de liquidación convenido y su valor al precio actual de mercado-.

Las operaciones en las que se entrega efectivo sin recibir la correspondiente contrapartida

(títulos valores, oro o moneda extranjera), o al contrario, en las que se entregan los efectos

acordados sin el correspondiente pago de efectivo -es decir, operaciones no DvP- exponen a

las entidades al riesgo de pérdida por el valor total del efectivo abonado o de los efectos

entregados.

En el presente punto se detalla el cómputo de la exigencia de capital para cubrir ambos tipos

de riesgo. Esto incluye operaciones sujetas a valuación diaria a precios de mercado y a reposición

diaria de márgenes realizadas a través de cámaras de compensación sujetas a regulación

y de entidades de contraparte central (CCP). No se incluyen las operaciones de pase que

no hayan podido liquidarse.

3.8.1. Operaciones DvP fallidas.

Cuando la contraprestación no sea recibida en el plazo de cinco días hábiles desde la

fecha de liquidación, se deberá calcular la exigencia de capital multiplicando la

exposición actual positiva a fin de mes de la operación por el factor correspondiente,

según indica el siguiente cuadro:

Días hábiles posteriores a la fecha de

liquidación acordada Exigencia de capital aplicable

Entre 5 y 15 8%

Entre 16 y 30 50%

Entre 31 y 45 75%

46 o más 100%

3.8.2. Operaciones no DvP.

La entidad financiera que haya realizado el pago/entrega considerará su exposición

como un préstamo si al final de la jornada todavía no ha recibido la contrapartida

pertinente, debiendo aplicar los ponderadores establecidos en la Sección 4.

Si al quinto día hábil aún no se concretó la contrapartida pactada, la entidad financiera

que haya realizado el pago/entrega asignará un ponderador de 1250% al monto

-16-

equivalente al valor transferido más el costo de reposición, si lo hubiera. Este

tratamiento será aplicable mientras exista exposición crediticia por este concepto.

3.9. Exigencia de capital por riesgo de crédito de contraparte en operaciones con derivados OTC.

La exigencia computada en este apartado -basada en el Método de la Exposición Actual (“Current

Exposure Method” -CEM-)- se aplica sólo a derivados OTC, ya que las operaciones de

financiación con títulos valores (“Securities Financing Transactions” -SFT-) -tales como operaciones

de pase- cuyo valor depende de las valuaciones de mercado y están comúnmente sujetas

a acuerdos de márgenes, se encuentran contempladas en la Sección X.

3.9.1. Exposición al riesgo de crédito de contraparte.

Las entidades financieras deberán calcular el costo de reposición actual valuando los

contratos a precios de mercado y agregando un factor que refleje la exposición potencial

futura en el tiempo de vigencia que le resta al contrato, de acuerdo con la siguiente

expresión:

EAD = CR + EPF

donde:

EAD: exposición al riesgo de crédito de contraparte.

CR: costo de reposición total, resultante de la suma del valor a precios de mercado

de todos los contratos con la contraparte con valor positivo -los contratos con

valor negativo se toman como nulos-.

EPF: exposición potencial futura, resultante de multiplicar el saldo nominal -nocionalde

cada contrato con la contraparte por el correspondiente “factor”, el cual dependerá

del tipo de instrumento y de su plazo residual, conforme a la siguiente

tabla:

Plazo residual

Tasa de

interés

Moneda

extranjera

y oro

Acciones

Metales preciosos

(excepto

oro)

Otros productos

básicos (“commodities”)

Hasta 1 año 0% 1% 6% 7% 10%

Entre 1 y 5

años 0,5% 5% 8% 7% 12%

Más de 5

años 1,5% 7,5% 10% 8% 15%

Al calcular la EPF, se tendrán en consideración los siguientes criterios:

-17-

i) En el caso de contratos con intercambios múltiples de flujos de fondos -tales

como “swaps”-, los factores deberán multiplicarse por el número de pagos restantes

en el contrato.

ii) En el caso de contratos en los que la exposición se liquide en fechas de pago definidas

y las condiciones se reajusten para que el valor de mercado del contrato sea

cero en dichas fechas, el plazo residual será el tiempo restante hasta la próxima

fecha de reajuste. De tratarse de contratos sobre tasas de interés con plazo residual

superior a un año que cumplan los criterios antes mencionados, el adicional

estará sujeto a un mínimo del 0,5%.

iii) Los “forwards”, “swaps”, opciones compradas y derivados similares que no correspondan

a ninguna de las categorías contempladas en el cuadro anterior se considerarán

como otros productos básicos “commodities”.

iv) De tratarse de “swaps” -intercambio de flujos- de tasa de interés con ambos

tramos variables en una misma moneda, no se calculará la EPF. La exposición se

valuará exclusivamente a partir de su valor a precio de mercado.

v) Los factores se deberán multiplicar por los importes nocionales efectivos y no por

los aparentes (por ejemplo, cuando el importe nocional declarado esté cubierto o

apalancado por la estructura de la propia operación, las entidades financieras deberán

utilizar el importe nocional efectivo al determinar la EPF).

vi) En el caso de operaciones con derivados de crédito de referente único (“singlename”),

imputados en razón del criterio de valuación contable a la cartera de negociación,

la EPF se calculará aplicando los siguientes factores

-independientemente de cual sea su plazo residual-:

Comprador de

protección

Vendedor de

protección

“Swap” de rendimiento total

Obligación de referencia “admisible”

Obligación de referencia “no admisible”

5%

10%

5%

10%

“Swap” de incumplimiento crediticio

Obligación de referencia “admisible”

Obligación de referencia “no admisible”

5%

10%

5%

10%

La categoría “admisible” incluye a los títulos de deuda emitidos por el sector público

no financiero, por Bancos Multilaterales de Desarrollo y por entidades financieras.

vii) Cuando el derivado crediticio sea una operación de cobertura del primer incumplimiento

dentro de una canasta (“first-to-default”), el factor estará determinado por la

obligación de peor calidad crediticia en la canasta.

En el caso de operaciones de cobertura del segundo incumplimiento y posteriores,

las exposiciones subyacentes se asignarán según su calidad crediticia -es decir, la

segunda peor calidad crediticia determinará el factor que corresponde a un derivado

crediticio de segundo incumplimiento-.

-18-

La EAD será cero para derivados crediticios adquiridos para cubrir una exposición en la

cartera de inversión o una exposición al riesgo de crédito de contraparte. También será

cero para “swaps” de incumplimiento crediticio vendidos a los que la entidad financiera

les asigne el tratamiento de garantías otorgadas en la cartera de inversión, y que por lo

tanto estén sujetos a una exigencia por riesgo de crédito para el total del nocional.

3.9.2. Cobertura del riesgo de crédito de contraparte.

Las entidades financieras podrán reducir la exposición al riesgo de crédito de contraparte

como consecuencia del reconocimiento de los activos recibidos en garantía, para lo

cual deberán emplear el enfoque integral. Bajo este enfoque, la exposición al riesgo de

crédito de contraparte ajustada (EAD*) se determinará de acuerdo con la siguiente expresión:

EAD* = [EAD - C x (1 - Hc - Hfx)]

donde:

EAD*: valor de la exposición al riesgo de crédito, ajustada por el valor del activo recibido

en garantía.

C: valor de mercado del activo recibido en garantía.

Hc: aforo correspondiente al activo recibido en garantía.

Hfx: aforo correspondiente al descalce de monedas entre la garantía y la operación

garantizada.

3.9.3. Ajuste de valuación del crédito (CVA).

Además de la exposición al riesgo de incumplimiento determinada en el punto 3.9.2.,

las entidades financieras deberán observar una exigencia de capital por el riesgo de

pérdidas derivadas de valuar a precios de mercado el riesgo de contraparte esperado

-pérdidas conocidas como “ajustes de valuación del crédito”, CVA-.

Las entidades no observarán esta exigencia de capital cuando se trate de operaciones

de financiación con títulos valores -tales como las operaciones de pase- y en las operaciones

celebradas con una entidad de contraparte central (CCP).

La exigencia de capital por CVA correspondiente a cada contraparte i se determinará

según la siguiente expresión para un horizonte de riesgo de un año:

 

 2

i

cobertura

i

Total

i i

2

i

2

ind

i ind ind ind

cobertura

i

Total

i i i

0,75 w M EAD M B

0,5 w M EAD M B w M B

K(CVA) 2,33 X

x x x x

x x x x x x

i

i

  

  



donde:

-19-

- wi: ponderador aplicable a la contraparte i, que se establece en 0% para el sector

público no financiero y Banco Central, y en 3% para el resto de las contrapartes

-excepto que se trate de entidades del exterior que no sean “investment

grade”, en cuyo caso se les aplicará un ponderador del 10%-.

- EADi

Total: exposición al incumplimiento de la contraparte i -incluido el efecto del activo

en garantía-, a cuyo valor se le aplica el factor de descuento (1-exp(-0,05 x

Mi))/(0,05 x Mi).

- Bi: valor nocional de las coberturas provistas por los “swaps” de incumplimiento

crediticio contratados -agregados, si hubiera más de una exposición- que

tienen como referencia a la contraparte i, utilizados para cubrir el riesgo de

CVA, a cuyo importe se le aplica el factor de descuento (1-exp(-0,05 x Mi

Cobertura))

/ (0,05 x Mi

Cobertura).

- Bind: valor nocional íntegro de uno o más “swaps” de incumplimiento crediticio

sobre índices (“index CDS”) contratados, utilizados para cubrir el riesgo de

CVA, a cuyo importe se aplica el factor de descuento (1-exp(-0,05 x Mind)) /

(0,05 x Mind).

- wind: ponderador aplicable a las coberturas provistas por “swaps” de incumplimiento

crediticio sobre índices, que se establece en 0% para el sector público

no financiero y Banco Central, y en 3% para el resto de las contrapartes

-excepto que se trate de entidades del exterior que no sean “investment

grade”, en cuyo caso el ponderador será del 10%-.

- Mi: plazo residual promedio (medido en años) ponderado de los nocionales en

las transacciones con la contraparte i.

- Mi

cobertura: plazo residual (medido en años) del instrumento de cobertura con nocional

Bi (si se tratase de varias exposiciones, deberán sumarse las cantidades

Mi

cobertura x Bi).

- Mind: plazo residual (medido en años) del índice (“index CDS”) utilizado como

cobertura. Cuando hubiese más de una posición de cobertura, será el

plazo residual promedio ponderado de los nocionales.

3.9.4. EAD vigente para una contraparte.

Es el mayor valor entre cero y la EAD* con la contraparte, neta de los ajustes de valuación

del crédito correspondientes a esa contraparte (CVA) que la entidad ya hubiera imputado

a resultados -es decir, cargos por CVA-. Esta pérdida por CVA se calcula sin

compensar con los ajustes de valuación del débito -DVA- que se hubiesen imputado a

resultados. Si el DVA no se hubiese imputado a resultados en forma separada del CVA,

al determinar la EAD* vigente se computará la pérdida incurrida por CVA neta del DVA.

Esta reducción de la EAD* por las pérdidas por CVA incurridas no se aplica para la determinación

de la exigencia de capital por riesgo de CVA.

3.9.5. Cómputo de la exigencia de capital.

El requerimiento de capital por riesgo de crédito de contraparte en operaciones con derivados

OTC (RCD) equivaldrá a la suma para todas las contrapartes de (i) el requerimiento

correspondiente a la EAD vigente -ajustada por los activos en garantía (EAD*

-20-

vigente)- y (ii) el requerimiento de capital por el ajuste de valuación del crédito -K(CVA)-

que se determine, en ambos casos, para cada una de las contrapartes:

RCD = 8% x p x EAD* vigente + K(CVA)

donde:

p: ponderador de riesgo de la contraparte, en tanto por uno.

EAD* vigente: exposición al riesgo de crédito de contraparte vigente, ajustada por el

valor del activo en garantía.

K (CVA): capital requerido por el ajuste de valuación del crédito.

-21-

Sección 4. Tabla de ponderadores de riesgo.

Concepto Ponderador

- en % -

1. Disponibilidades.

1.1. Efectivo en caja, en tránsito (cuando la entidad financiera asuma la

responsabilidad y riesgo del traslado) y en cajeros automáticos. 0

1.2. Cuentas corrientes y especiales en el Banco Central de la República

Argentina y órdenes de pago a cargo del B.C.R.A. 0

1.3. Oro amonedado o en barras de “buena entrega”, contando en este

último caso con el sello de alguna de las firmas refinadoras, fundidoras,

ensayadoras, ex ensayadoras y ex fundidoras incluidas en la

nómina dada a conocer por el B.C.R.A. 0

1.4. Partidas de efectivo que estén en trámite de ser percibidas (cheques

y giros al cobro), efectivo en empresas transportadoras de caudales

y efectivo en custodia en entidades financieras. 20

2. Exposición a gobiernos y bancos centrales.

2.1. Al B.C.R.A. en pesos y cuya fuente de fondos sea en esa moneda. 0

2.2. Al sector público no financiero en pesos y cuya fuente de fondos sea

en esa moneda. 0

2.3. Al sector público no financiero por operaciones contempladas en el

punto 2.2. titulizadas. 0

2.4. Al sector público no financiero por financiaciones otorgadas a beneficiarios

de la seguridad social o a empleados públicos -en ambos

casos con código de descuento-, en la medida que dichas operaciones

estén denominadas en pesos, la fuente de fondos sea en

esa moneda y las cuotas no excedan, al momento de los acuerdos,

del treinta por ciento (30%) de los ingresos del prestatario y del grupo

familiar conviviente. 0

2.5. Al sector público no financiero por operaciones contempladas en el

punto 2.4. titulizadas. 0

2.6. Al sector público no financiero y al B.C.R.A.-. Demás. 100

2.7. A otros estados soberanos (o sus bancos centrales) y demás entes

del sector público no financiero de esos estados. 100

2.8. Al Banco de Pagos Internacionales, al Fondo Monetario Internacional,

al Banco Central Europeo y a la Comunidad Europea. 0

-22-

3. Exposiciones a Bancos Multilaterales de Desarrollo (BMD).

3.1. Exposición a las siguientes entidades: Banco Internacional de

Reconstrucción y Desarrollo (BIRD), Corporación Financiera Internacional

(CFI), Banco Asiático de Desarrollo (ADB), Banco Africano

de Desarrollo (AFDB), Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo

(BERD), Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Europeo

de Inversiones (BEI), Fondo Europeo de Inversiones (FEI),

Banco Nórdico de Inversiones (NIB), Banco de Desarrollo del Caribe

(CDB), Banco Islámico de Desarrollo (IDB) y Banco de Desarrollo

del Consejo de Europa (BDCE). 0

3.2. Demás. 100

4. Exposición a entidades financieras del país.

4.1. Exposiciones denominadas en pesos -cuya fuente de fondos sea en

esa moneda- por operaciones cuyo plazo contractual original sea de

hasta 3 meses. 20

4.2. Demás. 100

5. Exposición a entidades financieras del exterior. 100

6. Exposición a empresas y otras personas jurídicas del país y del exterior

-incluyendo entidades cambiarias, aseguradoras, bursátiles y empresas

del país a las que se les otorga el tratamiento del sector privado no financiero

en función de lo establecido en la Sección 1. de las normas sobre

“Financiamiento al sector público no financiero”-. 100

7. Exposiciones incluidas en la cartera minorista.

7.1. Financiaciones a personas físicas -cuando el total de las cuotas por

financiaciones de la entidad no exceda, al momento de los acuerdos,

del treinta por ciento (30%) de los ingresos del prestatario y del

grupo familiar conviviente- y a MiPyMEs. 75

7.2. Demás. 100

8. Exposiciones garantizadas por sociedades de garantía recíproca o fondos

de garantía de carácter público inscriptos en los Registros habilitados

en el B.C.R.A. 50

9. Financiaciones con garantía hipotecaria en primer grado, y cualquiera

sea su grado de prelación siempre que la entidad sea la acreedora en

todos los grados, sobre vivienda residencial.

-23-

9.1. Única, familiar y de ocupación permanente.

9.1.1 Respecto del apoyo crediticio que no supere el 75% del valor

de tasación de tales bienes. 35

9.1.2. Sobre el importe que supere el 75% del valor de tasación de

tales bienes. 100

La condición de vivienda única, familiar y de ocupación permanente

debe acreditarse en los términos consignados en el contrato de

préstamo o en la escritura por la que se constituyó la garantía hipotecaria.

9.2. Demás.

9.2.1 Respecto del apoyo crediticio que no supere el 75% del valor

de tasación de tales bienes. 50

9.2.2. Sobre el importe que supere el 75% del valor de tasación de

tales bienes. 100

10. Financiaciones con garantía hipotecaria en primer grado, y cualquiera

sea su grado de prelación siempre que la entidad sea la acreedora en

todos los grados, sobre bienes distintos de vivienda residencial.

10.1. Hasta el importe equivalente al 50% del valor de mercado del inmueble

o el 60% del importe del crédito hipotecario, de ambos el

menor. 50

10.2. Sobre el resto de la financiación a que se refiere el punto 10.1. 100

11. Préstamos con más de 90 días de atraso.

11.1. Financiaciones con garantía hipotecaria en primer grado sobre vivienda

residencial -única, familiar y de ocupación permanente-.

11.1.1. Con previsiones específicas iguales o mayores al 20% del

saldo pendiente. 50

11.1.2. Con previsiones específicas menores al 20% del saldo

pendiente. 100

11.2. Financiaciones con garantía hipotecaria sobre vivienda residencial

no contempladas en el punto 11.1.

11.2.1. Con previsiones específicas iguales o mayores al 50% del

saldo pendiente. 50

11.2.2. Con previsiones específicas iguales o mayores al 20% y

menores al 50% del saldo pendiente. 75

-24-

11.2.3. Con previsiones específicas menores al 20% del saldo

pendiente. 125

11.3. Préstamos o tramos no cubiertos con garantías de la Sección X., y

financiaciones con garantía hipotecaria no contempladas en los

puntos 11.1. y 11.2.

11.3.1. Con previsiones específicas menores al 20% del saldo

pendiente. 150

11.3.2. Con previsiones específicas iguales o mayores al 20% y

menores al 50% del saldo pendiente. 100

11.3.3. Con previsiones específicas iguales o mayores al 50% del

saldo pendiente. 50

11.4. Parte de las financiaciones cubierta con garantías admisibles. Deberá

tenerse en cuenta lo dispuesto en la Sección X.

12. Participaciones en el capital de empresas. 150

13. Posiciones de titulización. Deberá tenerse en cuenta lo dispuesto en los

puntos 3.6. y 3.7.2. de la Sección 3.

14. Operaciones DvP fallidas y no DvP. Deberá tenerse en cuenta lo previsto

en el punto 3.8. de la Sección 3.

15. Exposiciones a entidades de contraparte central (CCP) -con excepción

de los casos contemplados en el punto 3.8. de la Sección 3.-. 0

16. Operaciones con derivados no comprendidas en el punto 15. Deberá

tenerse en cuenta lo dispuesto en el punto 3.9. de la Sección 3.

17. Demás activos. 100

-25-

Sección 8. Responsabilidad patrimonial computable

8.1. Determinación.

La responsabilidad patrimonial computable de las entidades financieras, a los efectos de las

normas reglamentarias de las prescripciones de los artículos 30 y 32 de la Ley de Entidades Financieras

y demás disposiciones del Banco Central de la República Argentina que se refieran a

ese concepto, surgirá de la siguiente expresión:

RPC = PNb + PNc

donde:

RPC: responsabilidad patrimonial computable -capital regulatorio total-.

PNb: patrimonio neto básico -capital de nivel uno-.

PNb = COn1 - CDCOn1 + CAn1 - CDCAn1

donde:

COn1: capital ordinario de nivel uno.

CDCOn1: conceptos deducibles del capital ordinario de nivel uno.

CAn1: capital adicional de nivel uno.

CDCAn1: conceptos deducibles del capital adicional de nivel uno.

PNc: patrimonio neto complementario -capital de nivel dos-, neto de las deducciones correspondientes

(CDPNc).

8.2. Conceptos computables.

8.2.1. Capital ordinario de nivel uno (COn1).

Comprende los siguientes rubros del patrimonio neto:

8.2.1.1. Capital social -excluyendo acciones con preferencia patrimonial-.

8.2.1.2. Aportes no capitalizados -excluyendo primas de emisión-.

8.2.1.3. Ajustes al patrimonio.

8.2.1.4. Reservas de utilidades -excluyendo la reserva especial para instrumentos de

deuda-.

8.2.1.5. Resultados no asignados. El resultado positivo del último ejercicio cerrado se

computará una vez que se cuente con dictamen del auditor.

8.2.1.6. Otros resultados -positivos y negativos- en los siguientes términos:

-26-

i) 100% de los resultados registrados hasta el último estado contable trimestral

que cuente con informe del auditor, correspondiente al último ejercicio cerrado

y respecto del cual el auditor aún no haya emitido su dictamen.

ii) 100% de los resultados del ejercicio en curso registrados al cierre del último

estado contable trimestral, una vez que cuente con informe del auditor.

iii) 50% de las ganancias o 100% de las pérdidas, desde el último estado contable

trimestral o anual que cuente con informe o dictamen del auditor. Dichos

porcentajes se aplicarán sobre el saldo neto acumulado calculado al cierre de

cada mes, en tanto no sea de aplicación lo previsto en los dos apartados anteriores.

iv) 100% de los quebrantos que no se encuentren considerados en los estados

contables, correspondientes a la cuantificación de los hechos y circunstancias

informados por el auditor, conforme a lo previsto en las Normas mínimas sobre

auditorías externas respecto de los informes con los resultados de las revisiones

limitadas de los estados contables, al cierre de cada trimestre.

A los fines del cómputo del 100% de los resultados registrados hasta el último balance

trimestral o anual, el respectivo estado contable con el informe del auditor

deberá estar presentado al BCRA a la fecha en que resulta obligatoria la presentación

del balance mensual.

8.2.1.7. Primas de emisión resultantes de instrumentos incluidos en el COn1.

Además, en los casos de consolidación, incluye:

8.2.1.8. Participaciones minoritarias. Acciones ordinarias emitidas por subsidiarias sujetas

a supervisión consolidada y en poder de terceros, que cumplan los criterios

establecidos en el punto 8.3.5.

A los conceptos citados en los puntos precedentes se les restarán los conceptos deducibles

previstos en el punto 8.4.1. y, de corresponder, en el punto 8.4.2.

8.2.2. Capital adicional de nivel uno (CAn1).

8.2.2.1. Instrumentos emitidos por la entidad financiera que cumplan los requisitos previstos

en el punto 8.3.2. y no se hallen ya incluidos en el COn1.

8.2.2.2. Primas de emisión resultantes de instrumentos incluidos en el CA n1.

Además, en los casos de consolidación, incluye:

8.2.2.3. Instrumentos emitidos por subsidiarias sujetas a supervisión consolidada en poder

de terceros, que cumplan los criterios para su inclusión en el CAn1 y que no

estén incluidos en el COn1, observando los criterios establecidos en el punto

8.3.5.

A los conceptos citados en los puntos precedentes se les restarán, de corresponder, los

conceptos deducibles previstos en el punto 8.4.2.

8.2.3. Patrimonio neto complementario -capital de nivel dos- (PNc).

-27-

Comprende los siguientes conceptos:

8.2.3.1. Instrumentos emitidos por la entidad financiera que observen los requisitos

previstos en el punto 8.3.3. -no incluidos en el PNb-.

8.2.3.2. Primas de emisión resultantes de instrumentos incluidos en el PNc.

8.2.3.3. Previsiones por riesgo de incobrabilidad sobre la cartera correspondiente a

deudores clasificados “en situación normal” (puntos 6.5.1. y 7.2.1. de las normas

sobre “Clasificación de deudores)” y sobre las financiaciones que se encuentran

cubiertas con garantías preferidas “A”, sin superar el 1,25 % de los activos

ponderados por riesgo de crédito.

Además, en los casos de consolidación, incluye:

8.2.3.4. Instrumentos emitidos por subsidiarias sujetas a supervisión consolidada en

poder de terceros, que cumplan los criterios para su inclusión en el PNc y que

no estén incluidos en el PNb, observando los criterios establecidos en el punto

8.3.5.

A los conceptos citados en los puntos precedentes se les restarán, de corresponder, los

conceptos deducibles previstos en el punto 8.4.2.

8.3. Criterios relacionados con los conceptos computables.

8.3.1. Capital ordinario de nivel uno (COn1).

Para que una acción sea considerada dentro del CO n1, la entidad financiera se debe abstener

de crear, en ocasión de su emisión, cualquier expectativa de que la acción será recomprada,

rescatada o amortizada, y los términos contractuales no deberán contener

cláusula alguna que pudiera originar tal expectativa.

8.3.2. Los instrumentos incluidos en el CAn1 deberán observar los siguientes requisitos:

8.3.2.1. Estar totalmente suscriptos e integrados.

8.3.2.2. Estar subordinados a depositantes, acreedores quirografarios y a deuda

subordinada de la entidad financiera.

Deberán prever que, en caso de quiebra de la entidad y una vez satisfecha la

totalidad de las deudas con los demás acreedores -incluyendo deuda contractualmente

subordinada-, los tenedores de instrumentos de deuda computables

en este nivel de capital tendrán prelación en la distribución de fondos sólo y exclusivamente

con respecto a los accionistas -cualquiera sea la clase de acciones-,

con expresa renuncia a cualquier privilegio general o especial.

8.3.2.3. No estar asegurados ni cubiertos por alguna garantía del emisor o de un vinculado,

ni ser objeto de cualquier otro acuerdo que mejore jurídica o económicamente

el orden de prelación en el cobro para el caso de quiebra de la entidad.

8.3.2.4. No prever pago de ningún tipo en concepto de capital, excepto en caso de

liquidación de la entidad, cuando así correspondiese. No podrán tener cláusulas

-28-

de remuneración escalonada creciente ni otros incentivos para su amortización

anticipada.

8.3.2.5. La entidad financiera podrá rescatarlos -transcurridos un mínimo de cinco años

desde su emisión-, siempre que:

i) cuente con autorización de la Superintendencia de Entidades Financieras y

Cambiarias en forma previa al ejercicio de la opción de compra;

ii) se abstenga de generar expectativas de que ejercitará la opción de compra;

y

iii) sustituya el instrumento con capital regulatorio de igual o mayor calidad y en

condiciones que sean sostenibles para su capacidad de generación de ingresos,

o demuestre que -una vez ejercida la opción de compra- su RPC

supera ampliamente -al menos en un 20%- los requerimientos mínimos de

capital.

8.3.2.6. Cualquier restitución de capital requerirá la autorización previa de la

Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias y la entidad financiera

no deberá tener la expectativa ni crearla en el mercado de que obtendrá dicha

autorización.

8.3.2.7. Discrecionalidad en el pago de dividendos/cupones de interés:

i) la entidad financiera podrá -en todo momento y a su entera discreción- cancelar

pagos en concepto de dividendos o intereses;

ii) lo señalado en el acápite anterior no deberá constituir un incumplimiento ni

imponer restricciones a la entidad financiera, salvo en relación con las distribuciones

de dividendos a los titulares de acciones ordinarias.

8.3.2.8. El pago de dividendos/cupones se efectuará con cargo a partidas distribuibles,

en los términos de la Sección 3. de las normas sobre “Distribución de resultados”.

8.3.2.9. No incorporar un dividendo/cupón que se reajuste periódicamente en función,

en todo o en parte, del riesgo de crédito de la entidad financiera.

8.3.2.10. No haber sido comprados por la entidad financiera -ni por alguna entidad que

ella controle o sobre la que ejerza influencia significativa-.

8.3.2.11. No haber sido comprados con la financiación directa o indirecta de la entidad financiera.

8.3.2.12. No poseer características que dificulten la recapitalización, tales como requerir

que la entidad financiera compense al inversor si se emite un nuevo instrumento

a un precio menor durante un período de tiempo especificado.

Los instrumentos que son parte del pasivo deberán absorber pérdidas -una vez alcanzado

un evento desencadenante prefijado- a través de:

i) su conversión en acciones ordinarias; o

-29-

ii) un mecanismo que asigne pérdidas al instrumento.

8.3.3. Los instrumentos incluidos en el PNc deberán observar los siguientes requisitos:

8.3.3.1. Estar totalmente suscriptos e integrados.

8.3.3.2. Estar subordinados a depositantes y acreedores quirografarios de la entidad financiera.

8.3.3.3. No estar asegurados ni cubiertos por alguna garantía del emisor o de un vinculado,

ni ser objeto de cualquier otro acuerdo que mejore jurídica o económicamente

el orden de prelación en el cobro para el caso de quiebra de la entidad.

8.3.3.4. Vencimiento:

i) plazo de vencimiento original no inferior a cinco años;

ii) no existir cláusulas de remuneración escalonada creciente u otros incentivos

para su amortización anticipada;

iii) a partir del comienzo de cada uno de los últimos cinco años de vida de cada

emisión, el importe computable será disminuido en el 20% del valor nominal

emitido.

8.3.3.5. La entidad financiera podrá rescatarlos -transcurridos un mínimo de cinco años

desde su emisión- siempre que:

i) cuente con autorización de la Superintendencia de Entidades Financieras y

Cambiarias en forma previa al ejercicio de la opción de compra;

ii) se abstenga de generar expectativas de que ejercitará la opción de compra;

y

iii) sustituya el instrumento con capital regulatorio de igual o mayor calidad y en

condiciones que sean sostenibles para su capacidad de generación de ingresos,

o demuestre que -una vez ejercida la opción de compra- su RPC

supera ampliamente -como mínimo en un 20%- los requerimientos mínimos

de capital.

8.3.3.6. El inversor no tendrá ningún derecho a acelerar la devolución de los pagos futuros

previstos (cupón de renta o amortización), excepto en caso de quiebra o liquidación.

8.3.3.7. No pueden incorporar un dividendo/cupón que se reajuste periódicamente en

función, en todo o en parte, del riesgo de crédito de la entidad financiera.

8.3.3.8. No haber sido comprados por la entidad financiera -ni por alguna entidad que

ella controle o sobre la que ejerza influencia significativa-.

8.3.3.9. No haber sido comprados con la financiación directa o indirecta de la entidad financiera.

8.3.4. Requisitos adicionales que los instrumentos a que se refieren los puntos 8.3.2. y 8.3.3.

deberán observar para garantizar su capacidad de absorción de pérdidas.

-30-

8.3.4.1. Sus términos y condiciones deberán incluir una disposición en virtud de la cual

los instrumentos deberán absorber pérdidas -a través de una quita o mediante su

conversión en capital ordinario- en caso de que se produzca alguno de los eventos

previstos en el punto 8.3.4.4.

8.3.4.2. Si hubiera compensación a los tenedores de estos instrumentos por la quita realizada

-como consecuencia de la absorción de pérdidas- deberá llevarse a cabo

en forma inmediata y sólo con acciones ordinarias, de acuerdo con la legislación

que le resulte aplicable.

8.3.4.3. La entidad financiera deberá contar en todo momento con las autorizaciones necesarias

para poder emitir en forma inmediata la cantidad correspondiente de

acciones, en orden a lo estipulado en los términos y condiciones del instrumento,

cuando suceda alguno de los eventos a que se refiere el punto 8.3.4.4.

8.3.4.4. Eventos desencadenantes.

La circunstancia que tornará operativa la disposición a que se refiere el punto

8.3.4.1. será que suceda alguno de los eventos que a continuación se detallan:

i) estando afectada la solvencia y/o liquidez de la entidad financiera el Banco

Central de la República Argentina rechace el plan de regularización y saneamiento

que aquella presente -artículo 34 de la Ley de Entidades Financieras-

o revoque su autorización para funcionar -artículo 44 inciso c) de la Ley

de Entidades Financieras- o autorice su reestructuración en defensa de los

depositantes -artículo 35 bis de la Ley de Entidades Financieras, primer párrafo-,

lo que ocurra primero; o

ii) la decisión de capitalizar a la entidad financiera con fondos públicos -o una

medida de apoyo equivalente proporcionada por el Sistema de Seguro de

Garantía de los Depósitos-, en el marco de la aplicación del artículo 35 bis de

la Ley de Entidades Financieras por verse afectada su liquidez y solvencia.

La emisión de nuevas acciones como consecuencia de haberse producido alguno

de tales eventos debe realizarse con anterioridad a cualquier capitalización

con fondos públicos -o medida de apoyo equivalente- a que se refiere el apartado

ii).

8.3.5. Participaciones minoritarias -no confieren control- y otros instrumentos computables como

capital emitidos por subsidiarias sujetas a supervisión consolidada en poder de terceros.

8.3.5.1. Acciones ordinarias emitidas por subsidiarias sujetas a supervisión consolidada.

Una participación minoritaria podrá reconocerse en el COn1 de la entidad financiera

si el instrumento que la origina observa todos los requisitos para su clasificación

como acción ordinaria a efectos de la RPC.

El importe que se reconocerá en el COn1 de la entidad será el importe de la participación

minoritaria en el COn1 de la subsidiaria neto del excedente de COn1 de la

subsidiaria que corresponde a los accionistas minoritarios.

-31-

El excedente de COn1 de la subsidiaria se calcula como el COn1 de la subsidiaria

neto del menor de los siguientes importes:

i) su requerimiento mínimo de COn1 más su margen de conservación de capital;

ii) la porción correspondiente a la subsidiaria del requerimiento mínimo de COn1

más el margen de conservación de capital, ambos computados sobre base

consolidada.

El excedente de COn1 atribuible a los accionistas minoritarios resultará de multiplicar

el excedente de COn1 de la subsidiaria -determinado conforme lo señalado

precedentemente- por el porcentaje de COn1 en poder de accionistas minoritarios.

8.3.5.2. PNb emitido por subsidiarias sujetas a supervisión consolidada.

Los instrumentos en poder de terceros que conforman el PNb de una subsidiaria

sujeta a supervisión consolidada pueden reconocerse en el PNb de la entidad financiera

si observan todos los requisitos para su clasificación como PNb a efectos

de la RPC.

El importe que se reconocerá en el PNb de la entidad financiera será el importe

de la participación minoritaria en el PNb de la subsidiaria neto del excedente de

PNb de la subsidiaria que corresponde a los inversores minoritarios.

El excedente de PNb de la subsidiaria se calcula como el PNb de la subsidiaria

neto del menor de los siguientes importes:

i) su requerimiento mínimo de PNb más su margen de conservación de capital;

ii) la porción correspondiente a la subsidiaria del requerimiento mínimo de PNb

más el margen de conservación de capital, ambos computados sobre base

consolidada.

El excedente de PNb atribuible a los inversores minoritarios resultará de multiplicar

el excedente de PNb de la subsidiaria -determinado conforme lo señalado

precedentemente- por el porcentaje de PNb en poder de inversores minoritarios.

El importe de este PNb que será admisible como CAn1 excluye los importes reconocidos

como COn1 en orden a lo establecido en el punto 8.3.5.1.

8.3.5.3. Capital admisible en la RPC emitido por subsidiarias sujetas a supervisión consolidada.

Los instrumentos en poder de terceros que conforman la RPC de una subsidiaria

sujeta a supervisión consolidada pueden reconocerse en la RPC de la entidad financiera

si observan todos los requisitos para su clasificación como PNb o PNc.

El importe que se reconocerá en la RPC de la entidad financiera será el importe

de la participación minoritaria en la RPC de la subsidiaria neto del excedente de

RPC de la subsidiaria que corresponde a los inversores minoritarios.

El excedente de RPC de la subsidiaria se calcula como la RPC de la subsidiaria

neto del menor de los siguientes importes:

-32-

i) su requerimiento mínimo de RPC más su margen de conservación de capital;

ii) la porción correspondiente a la subsidiaria del requerimiento mínimo de RPC

más el margen de conservación de capital, ambos computados sobre base

consolidada.

El excedente de RPC atribuible a los inversores minoritarios resultará de multiplicar

el excedente de RPC de la subsidiaria -determinado conforme lo señalado

precedentemente- por el porcentaje de RPC en poder de inversores minoritarios.

El importe de esta RPC que será admisible como PNc excluye los importes reconocidos

en el COn1 conforme a lo establecido en el punto 8.3.5.1. y los importes

reconocidos en el CAn1 conforme a lo establecido en el punto 8.3.5.2.

8.4. Conceptos deducibles.

8.4.1. Conceptos deducibles del capital ordinario de nivel uno (CDCOn1).

8.4.1.1. Saldos a favor por aplicación del impuesto a la ganancia mínima presunta

-netos de las previsiones por riesgo de desvalorización- que excedan el 10%

del PNb correspondiente al mes anterior.

8.4.1.2. Saldos en cuentas de corresponsalía respecto de entidades financieras del

exterior que no cuenten con calificación internacional de riesgo comprendida

en la categoría “investment grade”, otorgada por alguna de las calificadoras

admitidas por las normas sobre “Evaluación de entidades financieras”.

Esta deducción se realizará por el mayor saldo en cada banco que se registre

durante el mes al que corresponda la determinación de la RPC.

A tal fin, no se deducirán los saldos en cuentas de corresponsalía que se registren

respecto de:

i) La casa matriz de las sucursales locales de bancos del exterior o de sus

sucursales y subsidiarias en otros países.

ii) Los bancos u otras instituciones financieras del exterior que ejerzan el control

de entidades financieras locales constituidas bajo la forma de sociedades

anónimas.

iii) Otros bancos del exterior autorizados a intervenir en los regímenes de convenios

de pagos y créditos recíprocos a los que haya adherido el Banco

Central de la República Argentina, así como sus sucursales y subsidiarias,

aun cuando ellas no estén comprendidas en esos convenios.

iv) Sucursales y subsidiarias de entidades financieras locales.

v) Los saldos que, con carácter transitorio y circunstancial, se originen por

operaciones de clientes, tales como las vinculadas a operaciones de comercio

exterior u otro tipo de acreditación ordenada por terceros que no impliquen

responsabilidad patrimonial para la entidad.

-33-

8.4.1.3. Títulos de crédito (títulos valores, certificados de depósitos a plazo fijo y otros)

que físicamente no se encuentren en poder de la entidad, salvo que su registro

o custodia de certificados de registro o de valores cartulares se encuentre a

cargo de:

i) Banco Central de la República Argentina, por operaciones canalizadas a

través de la Central de Registro y Liquidación de Pasivos Públicos y Fideicomisos

Financieros (“CRyL”).

ii) Caja de Valores S.A.

iii) Clearstream, Euroclear y Depositary Trust Company (“DTC”).

iv) Deutsche Bank, Nueva York.

En caso de que se mantengan activos deducibles conforme a esta disposición,

la entidad deberá dejar constancia de la existencia de tales conceptos en nota a

los estados contables trimestrales y anual, cuantificando el importe que no se

admite considerar a los fines de determinar la RPC.

8.4.1.4. Títulos emitidos por gobiernos de países extranjeros, cuya calificación internacional

de riesgo sea inferior a la asignada a títulos públicos nacionales de la

República Argentina, y que no cuenten con mercados donde se transen en forma

habitual por valores relevantes.

Esta deducción se efectuará por el importe del mayor saldo registrado durante

el mes al que corresponda la determinación de la RPC.

A este fin, no se considerarán las inversiones obligatorias que deban realizar las

sucursales o subsidiarias -sujetas al régimen de supervisión consolidada- de entidades

financieras locales con motivo de exigencias impuestas por la autoridad

monetaria o de control del país donde actúan.

8.4.1.5. Títulos valores y otros instrumentos de deuda, contractualmente subordinados a

los demás pasivos, emitidos por otras entidades financieras.

Esta deducción se efectuará por el importe del mayor saldo registrado durante

el mes al que corresponda la determinación de la RPC.

8.4.1.6. Participaciones vinculadas a la aplicación del diferimiento del pago de impuestos,

incorporadas hasta el 19.2.99, o con posterioridad cuando provengan de

compromisos irrevocables de suscripción instrumentados hasta esa fecha, a

partir del mes siguiente al de vencimiento del plazo legal de indisponibilidad o al

de decaimiento, cualquiera sea el motivo, de los beneficios impositivos, según

las pertinentes disposiciones legales y reglamentarias.

8.4.1.7. Accionistas.

8.4.1.8. Inmuebles, cualquiera sea la fecha de su incorporación al patrimonio, destinados

o no al funcionamiento de la entidad, cuya registración contable no se

encuentre respaldada con la pertinente escritura traslativa de dominio debidamente

inscripta en el respectivo Registro de la Propiedad Inmueble, excepto los

adquiridos mediante subasta judicial.

-34-

La deducción será equivalente al 100% del valor de dichos bienes desde su incorporación

al patrimonio, hasta el mes anterior al de regularización de aquella

situación.

La Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias podrá disponer exclusiones

en esta materia, en la medida en que no desvirtúen el objetivo de la

deducción.

8.4.1.9. Llave de negocio -incluyendo las contempladas en la valuación de inversiones

significativas en el capital de entidades financieras no sujetas a supervisión

consolidada-.

8.4.1.10. Gastos de organización y desarrollo y otros intangibles, netos de la respectiva

amortización acumulada.

8.4.1.11. Partidas pendientes de imputación - Saldos deudores - Otras.

8.4.1.12. Ante requerimiento que formule la Superintendencia de Entidades Financieras y

Cambiarias y con efectividad a la fecha que en cada caso se indique, las entidades

financieras deberán deducir los importes de los activos comprendidos,

cuando de los elementos puestos a disposición de los inspectores actuantes surja

que las registraciones contables efectuadas por las entidades no reflejan en

forma precisa la realidad económica y jurídica de las operaciones o que se han

llevado a cabo acciones o ardides para desnaturalizar o disimular el verdadero

carácter o alcance de las operaciones.

La afectación de la RPC por aplicación de lo señalado, determinará la obligación

de verificar el encuadramiento de las distintas normas que utilicen como base la

citada responsabilidad, desde el mes en que tenga efecto el requerimiento formulado

y, en su caso, deberán ingresarse los cargos resultantes dentro del término

de 10 días hábiles, contados desde la fecha de notificación del requerimiento.

En el supuesto de ingreso fuera del término fijado, deberán abonarse los

pertinentes intereses por mora que surjan de la aplicación de cada norma infringida.

8.4.1.13. Diferencias por insuficiencia de constitución de las previsiones mínimas por riesgo

de incobrabilidad determinadas por la Superintendencia de Entidades Financieras

y Cambiarias, en la medida en que no hayan sido contabilizadas, con

efecto al cierre del mes siguiente a aquel en que la entidad reciba la notificación

a que se refiere el primer párrafo del punto 2.7. de la Sección 2. de las normas

sobre “Previsiones mínimas por riesgo de incobrabilidad”.

8.4.1.14. Participaciones en empresas cuyo objeto social sea el desarrollo de la siguiente

actividad:

i) Asistencia financiera mediante operaciones de arrendamiento financiero de

bienes de capital, durables e inmuebles, adquiridos con tal objeto (“leasing”)

o sobre créditos provenientes de ventas (“factoring”).

ii) Adquisición con carácter transitorio de participaciones en empresas para facilitar

su desarrollo, con la finalidad de vender posteriormente las tenencias.

Otorgamiento a esas empresas de financiaciones y asesoramiento en la planificación

y dirección.

-35-

El cómputo se efectuará neto de las previsiones por riesgo de desvalorización.

8.4.1.15. El exceso a los límites para la afectación de activos en garantía, según lo

dispuesto en la Sección 3. de las normas sobre “Afectación de activos en

garantía”.

8.4.1.16. El mayor saldo de la asistencia crediticia otorgada en el mes, cuando los

adelantos previstos en el punto 3.2.5. de la Sección 3. de las normas sobre

“Financiamiento al sector público no financiero” superen el límite autorizado y/o

no sean cancelados en los plazos allí previstos.

8.4.1.17. Ganancias por ventas relacionadas con operaciones de titulización, según corresponda

conforme a lo establecido en los puntos 3.6.4., 3.6.5.2. y 3.6.9. de la

Sección 3., y por operaciones de venta o cesión de cartera con responsabilidad

para el cedente.

Esta deducción se computará en la medida que subsista el riesgo de crédito y

en la proporción en que se mantenga la exigencia de capital por las exposiciones

subyacentes o cartera vendida o cedida con responsabilidad.

8.4.1.18. En el caso de pasivos por instrumentos derivados contabilizados a valor

razonable, las ganancias y pérdidas no realizadas debidas a variaciones en el

riesgo de crédito de la entidad financiera. Se deducirán los ajustes de valuación

por el riesgo de crédito propio exclusivamente (- o +, según corresponda); no se

permite la compensación de dichos ajustes con los provenientes del riesgo de

crédito de la contraparte.

8.4.1.19. Inversiones en el capital de entidades financieras sujetas a supervisión

consolidada.

i) Participaciones en entidades financieras, excepto cuando rijan franquicias

para no deducirlas.

ii) Participaciones en entidades financieras del exterior.

En dichos casos, serán netas de las previsiones por riesgo de desvalorización y,

cuando se trate de entidades financieras controladas y corresponda aplicar lo

previsto en el punto 8.2.1.6. -acápite iii)-, del 50% de las ganancias de éstas en

la proporción de la respectiva participación.

8.4.2. Conceptos deducibles aplicables, según corresponda, a los distintos niveles de capital.

8.4.2.1. Inversiones en instrumentos computables como capital regulatorio de entidades

financieras no sujetas a supervisión consolidada, cuando la entidad posea hasta

el 10% del capital social ordinario de la emisora.

Criterios:

i) Las inversiones incluyen las participaciones directas, indirectas y sintéticas.

A estos efectos se entiende como participación indirecta a la inversión de

una entidad financiera en otra entidad o empresa no sujeta a supervisión

consolidada, que a su vez tiene una participación en el capital de otra entidad

financiera o empresa que no consolida con la primera. La participación

-36-

sintética se refiere a la inversión que una entidad financiera realiza en un

instrumento cuyo valor está directamente relacionado al valor del capital de

otra entidad financiera o empresa no sujeta a supervisión consolidada.

ii) Se incluye la posición comprada neta; es decir, la posición comprada bruta

menos la posición vendida en la misma exposición subyacente, cuando ésta

tenga la misma duración que la posición comprada o su vida residual sea al

menos un año.

iii) Podrán excluirse las tenencias de títulos valores suscriptos para ser colocados

en el plazo de cinco días hábiles.

Cuando el total de estas participaciones en el capital de entidades financieras

-que individualmente representen menos del 10% del COn1 de cada entidad financiera

emisora- supere el 10% del COn1 de la entidad financiera -neto de las

deducciones correspondientes-, el importe por encima de este 10% deberá deducirse

de cada uno de los niveles de capital en función de la siguiente metodología:

i) Monto a deducir del COn1: total del exceso sobre el 10% multiplicado por la

proporción que representan las tenencias de COn1 sobre el total de participaciones

de capital.

ii) Monto a deducir del CAn1: total del exceso sobre el 10% multiplicado por la

proporción que representan las tenencias de CAn1 sobre el total de participaciones

de capital.

iii) Monto a deducir del PNc: total del exceso sobre el 10% multiplicado por la

proporción que representan las tenencias de PNc sobre el total de participaciones

de capital.

Si la entidad financiera carece de suficiente capital para efectuar la deducción

de un nivel particular de capital, el remanente se deducirá del nivel inmediato

superior.

Los importes por debajo del umbral, que no se deducen, se ponderan en función

del riesgo o se consideran para el cómputo de la exigencia por riesgo de

mercado, según corresponda.

8.4.2.2. Inversiones en instrumentos computables como capital regulatorio de entidades

financieras no sujetas a supervisión consolidada, cuando la entidad posea más

del 10% del capital social ordinario de la emisora o cuando la emisora sea subsidiaria

de la entidad financiera.

Criterios:

i) Las inversiones incluyen las participaciones directas, indirectas y sintéticas.

ii) Se incluye la posición comprada neta; es decir, la posición comprada bruta

menos la posición vendida en la misma exposición subyacente, cuando ésta

tenga la misma duración que la posición comprada o su vida residual sea al

menos un año.

-37-

iii) Podrán excluirse las tenencias de títulos valores suscriptos para ser colocados

en el plazo de cinco días hábiles.

El importe de estas participaciones -teniendo en cuenta el tipo de instrumento

de que se trate- deberá deducirse de cada uno de los correspondientes niveles

de capital de la entidad financiera.

Si la entidad financiera carece de suficiente capital para efectuar la deducción

de un nivel particular de capital, el remanente se deducirá del nivel inmediato

superior.

8.5. Límites.

Respecto de los elementos que seguidamente se mencionan (netos de los conceptos deducibles

correspondientes) deberán observarse los siguientes límites mínimos:

8.5.1. COn1: importe resultante de multiplicar 4,5% por los APR.

8.5.2. PNb: importe resultante de multiplicar 6% por los APR.

8.5.3. RPC: importe resultante de multiplicar 8% por los APR.

Se considerará como activos ponderados por riesgo (APR) al importe resultante de multiplicar

por 12,5 la exigencia de capital mínimo definida en el punto 1.1. de la Sección 1.

La falta de cumplimiento de cualquiera de estos límites mínimos será considerada incumplimiento

de integración del capital mínimo, correspondiendo la aplicación de lo previsto por el

punto 1.4. de la Sección 1. de estas normas y la Sección 1. de las normas sobre “Incumplimientos

de capitales mínimos y relaciones técnicas. Criterios aplicables”.

8.6. Aportes de capital.

A los fines de todas las reglamentaciones vinculadas al capital, su integración y aumento, inclusive

los referidos a planes de regularización y saneamiento y sin perjuicio de lo previsto en el

punto 1.1. de la Sección 1. del Capítulo V de la Circular CREFI - 2 (texto según la Comunicación

“A” 4510) en materia de negociación de acciones o de aportes irrevocables para futuros

aumentos de capital, los aportes deben ser efectuados en efectivo.

Excepcionalmente, mediando autorización previa de la Superintendencia de Entidades Financieras

y Cambiarias, podrán admitirse aportes en:

8.6.1. títulos valores públicos nacionales;

8.6.2. instrumentos de regulación monetaria del Banco Central;

8.6.3. depósitos y otras obligaciones por intermediación financiera de la entidad.

En los casos comprendidos en los puntos 8.6.1. y 8.6.2., los aportes deberán registrarse a su

valor de mercado. Se entenderá que los instrumentos cuentan con valor de mercado cuando

tengan cotización habitual en las bolsas y mercados regulados del país o del exterior en los que

se negocien, con transacciones relevantes en cuyo monto, la eventual liquidación de las tenencias

no pueda distorsionar significativamente su cotización.

-38-

En los casos del punto 8.6.3., los aportes deberán registrarse a su valor de mercado -con el alcance

definido en el párrafo anterior- o, cuando se trate de entidades financieras que realicen

oferta pública de sus acciones, al precio que fije la autoridad de contralor competente del correspondiente

mercado. No se admitirán los aportes de esta clase de instrumentos cuando no

se verifique el cumplimiento de las condiciones mencionadas precedentemente.

Cuando se trate de depósitos y otras obligaciones por intermediación financiera de la entidad financiera

que no cuenten con autorización para ser negociados en mercados secundarios regulados

del país o del exterior, los aportes se admitirán a su valor contable -capital, intereses,

ajustes, diferencias de cotización por moneda extranjera y, de corresponder, descuentos de

emisión-, conforme a las normas del Banco Central de la República Argentina. En el caso de los

instrumentos de deuda computables como CAn1 o PNc, al admitir los aportes, se deberá tener

en cuenta lo dispuesto en el punto 8.3.4.

En ningún caso la capitalización de deuda podrá implicar una limitación o suspensión al derecho

de preferencia establecido en el artículo 194 de la Ley de Sociedades Comerciales, por lo

que no será aplicable lo dispuesto en el artículo 197 de dicha ley.

La decisión de capitalización de los conceptos indicados en los puntos 8.6.1 a 8.6.3. por parte

de la Asamblea (o autoridad equivalente) será “ad referéndum” de su aprobación por parte de la

Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias o, en su caso, del Banco Central de la

República Argentina -según lo previsto en el punto 1.1. de la Sección 1. del Capítulo V de la

Circular CREFI - 2-, circunstancia que deberá ser expuesta en nota a los estados contables de

los períodos siguientes -trimestral o anual, según corresponda-, en los términos que establezca

la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias.

Hasta tanto se le haya notificado la aprobación de los aportes y en la medida en que éstos

hayan sido contabilizados, se deducirán del respectivo componente de la RPC de la entidad financiera.

Cuando los aportes contabilizados provengan de la capitalización de deuda subordinada

o de instrumentos representativos de deuda que puedan ser considerados -total o parcialmente-

como parte integrante de la RPC, se mantendrá el tratamiento que corresponda aplicar

en la materia de haber permanecido registrados contablemente como pasivos.

8.7. Procedimiento.

La solicitud de autorización de aportes de capital con los instrumentos a que se refieren los

puntos 8.6.1. a 8.6.3. deberá acompañarse de copia del acta de Asamblea (o autoridad equivalente)

certificada por escribano público en la que conste dicha decisión y que, para adoptarla, la

Asamblea tuvo a su disposición el informe especial del auditor externo que se establece para

los casos en que el aporte comprenda a los instrumentos de deuda señalados en el párrafo siguiente.

Cuando se trate de los aportes de capital a que se refiere el punto 8.6.3., los instrumentos de

deuda deberán encontrarse registrados en el último balance anual o trimestral, según corresponda,

inmediato anterior a la fecha de convocatoria de la pertinente Asamblea. Dicho estado

contable deberá contar con la intervención del auditor externo prevista para cada caso según

las normas aplicables en la materia y haber sido previamente presentados ante esta Institución

y estar acompañado de un informe especial de dicho auditor, elaborado en los términos que se

establezcan específicamente en las Normas Mínimas sobre Auditorías Externas que dicte la

Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias.

-39-

Sección X. Cobertura del riesgo de crédito.

X.1. Características generales.

A los efectos del cómputo de la exigencia de capital por riesgo de crédito, se reconocerá la cobertura

provista mediante activos, garantías personales y derivados de crédito que cumplan

con los requisitos establecidos en esta sección.

Ninguna exposición crediticia -incluyendo créditos, títulos valores y responsabilidades eventuales

que den lugar a posiciones de titulización- en la que se utilicen coberturas del riesgo de

crédito (CRC) reconocidas en esta sección, originará un requerimiento de capital superior al

asignado a otra operación idéntica que no cuente con tales coberturas.

Los métodos para el reconocimiento de dicha cobertura son los siguientes:

X.1.1. Simple o de sustitución de ponderadores:

- Obligatorio para el cómputo de las garantías personales y los derivados de crédito.

- Opcional para los activos admitidos como garantía de operaciones registradas en la

cartera de inversión.

X.1.2. Integral o de reducción de la exposición:

- Obligatorio para los activos admitidos como garantía de operaciones registradas en la

cartera de negociación -tales como los derivados OTC y operaciones de pase

(acuerdos REPO) incluidas en dicha cartera-.

- Opcional para los activos admitidos como garantía de operaciones registradas en la

cartera de inversión.

Las entidades deberán optar por un único método para los activos admitidos como garantía de

operaciones registradas en la cartera de inversión y sólo podrá cambiar el método empleado

con un preaviso de 6 meses a la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias.

La documentación vinculada con la CRC deberá observar los requisitos legales vigentes en la

materia -obligando a todas las partes en todas las jurisdicciones pertinentes-, debiendo las entidades

financieras realizar el seguimiento necesario con el objeto de garantizar su cumplimiento.

X.2. Tratamiento de los activos admitidos como garantía.

Se considerarán como garantías admitidas todos los activos incluidos en los puntos X.2.2.1. y

X.2.3.1. -según el método adoptado-.

X.2.1. Requisitos generales.

B.C.R.A. Sección X. “Cobertura del riesgo de crédito” de las normas sobre

“Capitales mínimos de las entidades financieras”.

Anexo II a la

Com. “A”

5369

-40-

X.2.1.1. La instrumentación de la garantía deberá asegurar que la entidad tenga el

derecho a liquidar o tomar posesión del activo legalmente y en todo momento

en caso de producirse el incumplimiento, la insolvencia, o la apertura de

concurso, acuerdo preventivo extrajudicial o quiebra (u otro evento estipulado

en la documentación de la operación) de la contraparte (y, cuando proceda, del

custodio del activo recibido en garantía). Además, las entidades deberán

cumplir con todos los requisitos legales necesarios a fin de asegurar su derecho

a liquidar o tomar posesión del activo.

X.2.1.2. No deberá existir una correlación positiva sustancial entre la calidad crediticia

de la contraparte y el valor de la garantía -por ejemplo, los títulos valores emitidos

por la contraparte o un vinculado a ella, no son admisibles-.

X.2.1.3. Las entidades financieras deberán contar con procedimientos claros y sólidos

que aseguren el cumplimiento de los requisitos legales necesarios para declarar

el incumplimiento de la contraparte y liquidar la garantía de forma rápida.

X.2.1.4. Cuando el activo recibido en garantía sea mantenido en custodia, las entidades

financieras deberán adoptar las medidas necesarias para asegurar que el custodio

lo separe de otros activos, ya sea propios o de terceros.

X.2.1.5. Se aplicará un requerimiento de capital a las entidades financieras situadas en

cualquiera de las posiciones de una operación garantizada con un activo -tales

como operaciones de pase-, incluso cuando actúen como agente en la organización

de la operación y garanticen a un cliente que un tercero cumplirá con

sus obligaciones.

X.2.2. Método simple o de sustitución de ponderadores.

Con este método, cuando las entidades financieras acepten activos en garantía, el ponderador

de riesgo de la contraparte se sustituye -parcial o totalmente- por el ponderador

de riesgo del activo mediante el cual se cubre -parcial o totalmente- la exposición.

X.2.2.1. Activos admitidos como garantía.

i) Efectivo en depósito en la entidad financiera, así como certificados de depósito

-o instrumentos similares- emitidos por la propia entidad financiera.

ii) Oro amonedado o en barras de “buena entrega”, contando en este último

caso con el sello de alguna de las firmas refinadoras, fundidoras, ensayadoras,

ex ensayadoras y ex fundidoras incluidas en la nómina dada a conocer

por el B.C.R.A.

iii) Títulos valores emitidos por el sector público no financiero e instrumentos de

regulación monetaria del Banco Central, a los que les corresponda un ponderador

de riesgo del 0%.

iv) Acciones (y bonos convertibles en acciones) incluidas en un índice bursátil

principal.

v) Cuotapartes de fondos comunes de inversión, cuando:

- su valor se determine y publique en forma diaria; y

-41-

- su inversión esté limitada a los activos incluidos en este punto.

X.2.2.2. Aplicación.

Para que la CRC sea reconocida, la exposición debe estar cubierta durante todo

el plazo contractual y el activo recibido en garantía valuarse a precios de

mercado con una frecuencia mínima mensual.

La parte de la exposición cubierta recibirá el ponderador de riesgo correspondiente

al activo recibido en garantía -sujeto a un mínimo del 20%-. A la parte no

cubierta se le aplicará el ponderador que le corresponda según el tipo de exposición

de que se trate.

El ponderador de riesgo de la parte de la exposición cubierta podrá ser inferior

al 20% en los siguientes casos:

i) Las operaciones de pase estarán sujetas a un ponderador del 0% cuando

se satisfagan las condiciones previstas en el punto X.2.3.3.

ii) Las operaciones de pase en las cuales la contraparte no sea un participante

esencial del mercado pero que satisfagan las restantes condiciones establecidas

en el punto X.2.3.3., estarán sujetas a un ponderador del 10%.

iii) Las operaciones con derivados OTC sujetos a valuación diaria a precios de

mercado y sin descalce de monedas respecto del activo recibido en garantía,

estarán sujetas a los siguientes ponderadores:

- Garantizadas mediante efectivo: 0%.

- Garantizadas mediante títulos valores emitidos por el sector público no

financiero a los que les corresponda un ponderador de riesgo del 0%:

10%.

iv) Las operaciones en las que la exposición y el activo recibido en garantía estén

denominados en la misma moneda y el mencionado activo sea efectivo

depositado en la entidad financiera, o títulos valores emitidos por el sector

público no financiero e instrumentos de regulación monetaria emitidos por el

Banco Central de la República Argentina a los que les corresponda un ponderador

de riesgo del 0% y a cuyo valor de mercado se le haya aplicado un

aforo del 20%, estarán sujetas a un ponderador del 0%.

X.2.3. Método integral o de reducción de la exposición.

Con este método, las entidades financieras deberán ajustar los valores de la exposición

y del activo recibido en garantía, a fin de tener en cuenta posibles futuras variaciones de

su valor de mercado. El importe resultante luego de realizar este ajuste por volatilidad

será superior en el caso de la exposición -con la excepción de los préstamos otorgados

en efectivo- e inferior en el caso de la garantía -excepto cuando esté constituida por un

depósito en la misma moneda que la exposición-.

Cuando la exposición y el activo recibido en garantía estén denominados en distintas

monedas, el importe del mencionado activo ajustado por volatilidad deberá también

ajustarse -mediante la aplicación de un aforo- para considerar las posibles fluctuaciones

futuras en los tipos de cambio.

-42-

El activo ponderado por riesgo se calculará como la diferencia entre el importe de la exposición

-ajustado por volatilidad- y el valor del activo recibido en garantía -luego de

aplicar los aforos que corresponda- multiplicada por el ponderador de riesgo de la contraparte.

X.2.3.1. Activos admitidos como garantía.

i) Los activos admitidos en el método simple o de sustitución de ponderadores

(punto X.2.2.1.).

ii) Acciones (y bonos convertibles en acciones) que no estén incluidas en un

índice bursátil principal, pero que coticen en una bolsa de valores reconocida.

iii) Cuotapartes de fondos comunes de inversión cuya inversión esté limitada a

las acciones detalladas en el acápite ii).

X.2.3.2. Aplicación.

El valor de la exposición ajustado por la cobertura del riesgo de crédito, E*, se

calculará de la siguiente forma:

E* = Máx {0, [E x (1 + He) - C x (1 - Hc - Hfx)]}

donde:

E*: valor de la exposición tras la CRC.

E: valor de la exposición, que será de mercado si está registrada en la cartera

de negociación o costo más rendimiento si está registrada en la cartera

de inversión.

He: aforo aplicable a la exposición.

C: valor del activo recibido en garantía a precio de mercado.

Hc: aforo aplicable al activo recibido.

Hfx: aforo por descalce de monedas entre el activo recibido en garantía y la

exposición.

Las entidades financieras que utilicen este método deberán emplear los siguientes aforos,

los cuales suponen: i) una valuación diaria a precios de mercado, ii) una reposición

diaria de márgenes y iii) un período de mantenimiento de 10 días hábiles:

Tipo de activo Aforo

Acciones en índices bursátiles

principales 15%

Otras acciones 25%

Fondos comunes de inversión El mayor aforo que corresponda a cualquier título

valor que integre el fondo.

Efectivo en la misma moneda 0%

-43-

Tipo de activo Aforo

Títulos valores emitidos por el

sector público no financiero e

instrumentos de regulación monetaria

del BCRA, con vencimiento

residual:

≤ 1 año

> 1 año y ≤ 5 años

> 5 años

0,5%

2%

4%

A los efectos de la aplicación de los mencionados aforos, se deberán tener en cuenta

además las siguientes situaciones:

i) En operaciones en las que la entidad financiera preste instrumentos no admitidos

-como ser títulos de deuda privada- el aforo aplicado a la exposición será del 25%.

ii) Cuando la exposición y el activo recibido en garantía se encuentren denominados en

monedas diferentes, el aforo en concepto de riesgo de tipo de cambio será del 8%,

también sobre la base de un período de mantenimiento de 10 días hábiles y valuación

diaria a precios de mercado.

En los casos de operaciones de pase, de otras operaciones realizadas en el mercado de

capitales -como ser con derivados OTC y financiación con margen- y de préstamos garantizados

con títulos valores, el aforo dependerá de: i) la frecuencia de la revaluación y

reposición de márgenes y ii) del período mínimo de mantenimiento. Para estas operaciones,

el período mínimo de mantenimiento se establecerá de la siguiente forma:

Tipo de operación Condición

Período de

mantenimiento mínimo

(TM)

Operaciones de pase Reposición diaria de

márgenes 5 días hábiles

Otras operaciones realizadas en el

mercado de capitales

Reposición diaria de

márgenes 10 días hábiles

Préstamos garantizados con títulos

valores Revaluación diaria 20 días hábiles

Cuando el período de mantenimiento (TM) o el período transcurrido entre las reposiciones

de márgenes o las valuaciones a precios de mercado sean distintos de los establecidos

en la tabla precedente, los aforos se modificarán utilizando para ello la siguiente

fórmula:

 

10

N T 1

H H R M

10

 

donde:

-44-

H: aforo.

H10: aforo estándar basado en un período de 10 días hábiles -según el tipo de instrumento-.

NR: número de días hábiles entre dos reposiciones de márgenes consecutivas o entre

dos revaluaciones de activos consecutivas, según corresponda.

TM: período de mantenimiento mínimo -según el tipo de operación-.

X.2.3.3. Operaciones de pase susceptibles de recibir un aforo nulo.

Podrán recibir un aforo nulo las operaciones de pase en las cuales la contraparte

sea un participante esencial del mercado y además se satisfaga la totalidad

de las siguientes condiciones:

i) La exposición y el activo recibido en garantía consisten en efectivo o en títulos

valores emitidos por el sector público no financiero sujetos a un ponderador

de riesgo del 0%.

ii) La exposición y el activo recibido en garantía estén denominados en la

misma moneda.

iii) El plazo de la operación sea de un día hábil o bien la exposición y el activo

recibido en garantía se valúen diariamente a precios de mercado y estén

sujetos a reposición diaria de márgenes.

iv) Cuando una de las partes incumpla la reposición de márgenes, el tiempo

exigido entre la última valuación a precio de mercado previa al incumplimiento

y la liquidación del activo no podrá superar los cuatro días hábiles.

v) La operación se liquide a través de un sistema previamente comprobado

para este tipo de operaciones.

vi) La documentación de la operación sea la documentación estándar para

las operaciones de pase con los títulos valores en cuestión.

vii) La documentación de la operación contemple que, en el caso de que una

de las partes incumpla la obligación de entregar efectivo o títulos valores o

de reponer el margen o cualquier otra obligación, la operación será inmediatamente

cancelable.

viii) Ante cualquier evento de incumplimiento, la entidad financiera conserve el

derecho irrestricto y legalmente exigible de tomar inmediatamente posesión

del activo y liquidarlo para cobrar sus acreencias.

A estos efectos, se consideran como participantes esenciales del mercado los

siguientes:

- Sector público no financiero y Banco Central.

- Entidades financieras.

-45-

- Fondos comunes de inversión, cuando su regulación establezca requisitos

de capital o límites de apalancamiento.

- Entidades de contraparte central (CCP).

X.3. Tratamiento de las garantías (y contragarantías) personales y derivados de crédito.

X.3.1. Requisitos operativos comunes.

i) Debe representar un derecho crediticio directo frente al proveedor de la protección y

hacer referencia de forma explícita a exposiciones concretas, de modo que el alcance

de la cobertura esté definido con claridad y precisión. Salvo impago por parte del

comprador de la protección de una deuda derivada del contrato de protección crediticia,

dicho contrato deberá ser irrevocable, no pudiendo contener ninguna otra cláusula

que permita al proveedor de protección cancelar unilateralmente la cobertura

crediticia o incrementar su costo ante el deterioro de la calidad crediticia de la exposición

cubierta.

ii) Debe ser incondicional: el contrato de protección no debe contener ninguna cláusula

que escape al control directo de la entidad financiera y que permita que el proveedor

de la protección esté exento de pagar de manera puntual en el caso de que la contraparte

original incumpla lo adeudado.

X.3.2. Requisitos operativos específicos para las garantías (y contragarantías) personales

-tales como fianzas y avales-.

i) En caso de incumplimiento de la contraparte, la entidad financiera puede emprender

acciones oportunas contra el garante con respecto a pagos pendientes conforme a

la documentación que regula la operación. El garante puede realizar un pago único

que cubra la totalidad del importe contemplado en la documentación, o asumir el

pago futuro de las obligaciones de la contraparte cubiertas por la garantía. La entidad

financiera debe tener derecho a recibir cualquiera de estos pagos del garante

sin tener que iniciar acciones legales frente a la contraparte para que abone sus

deudas.

ii) La garantía es una obligación explícitamente documentada que asume el garante.

iii) El garante cubre cualquier pago que el deudor esté obligado a efectuar en virtud de

la documentación que regula la operación, como por ejemplo el importe nocional, la

constitución de márgenes, etc., excepto cuando la garantía cubra únicamente el capital,

en cuyo caso se considerará que los intereses y otros pagos no cubiertos no

están garantizados.

X.3.3. Requisitos operativos específicos para los derivados de crédito.

X.3.3.1. Los eventos de crédito especificados por las partes contratantes deberán incluir,

como mínimo: i) falta de pago de los importes vencidos según los términos de la

obligación subyacente que se encuentren vigentes al momento de producirse

dicha falta de pago; ii) apertura de concurso preventivo, acuerdo preventivo extrajudicial,

quiebra, insolvencia o incapacidad del deudor para hacer frente a

sus deudas, o su impago o la aceptación por escrito de su incapacidad generalizada

para satisfacerlas a su vencimiento -así como eventos similares-; y iii) reestructuración

de la obligación subyacente que involucre la condonación o el

-46-

aplazamiento del pago del capital, los intereses y/o las comisiones, y que implique

una pérdida.

X.3.3.2. Se admitirá que el derivado de crédito cubra obligaciones que no incluyen la

obligación subyacente, es decir que exista un descalce entre esta última y la

obligación de referencia del derivado de crédito -obligación utilizada a efectos

de determinar el monto del efectivo a liquidar o la obligación a entregar- siempre

que: i) la obligación de referencia sea de categoría similar o inferior a la

obligación subyacente; ii) ambas estén emitidas por el mismo deudor y iii) existan

cláusulas recíprocas en caso de incumplimiento o cláusulas recíprocas de

aceleración legalmente exigibles.

X.3.3.3. El período de vigencia del derivado de crédito no podrá ser inferior a cualquier

período de gracia necesario para poder determinar que efectivamente se ha

producido el incumplimiento de la obligación subyacente debido a su impago.

X.3.3.4. Los derivados de crédito que permitan la liquidación en efectivo serán reconocidos

en la medida en que exista un sólido proceso de valuación que permita estimar

la pérdida fehacientemente. Será necesario establecer con exactitud el

período durante el cual podrán obtenerse valuaciones de la obligación subyacente

después del evento de crédito. Si la obligación de referencia especificada

en el derivado de crédito, a efectos de la liquidación de la cobertura en efectivo,

fuera distinta de la obligación subyacente, será de aplicación lo establecido en

el punto X.3.3.2.

X.3.3.5. Si para proceder a la liquidación de la protección crediticia fuera necesario que

el comprador de la protección transfiera la obligación subyacente al proveedor

de la protección, los términos de la obligación subyacente deberán contemplar

que el consentimiento necesario para realizar dicha transferencia no podrá ser

rehusado sin motivo fundado.

X.3.3.6. Deberá identificarse claramente a las partes responsables de determinar si ocurrió

un evento de crédito. Esta responsabilidad no recaerá sólo en el vendedor

de protección, sino que su comprador podrá informar a aquél sobre la ocurrencia

de un evento de crédito.

X.3.3.7. Se permite un descalce entre la obligación subyacente y la obligación utilizada

a efectos de determinar si ha ocurrido un evento de crédito siempre que: i) esta

última sea de categoría similar o inferior a la obligación subyacente; ii) ambas

obligaciones estén emitidas por el mismo deudor y iii) existan cláusulas recíprocas

legalmente exigibles de incumplimiento cruzado o de aceleración cruzada.

Cuando la reestructuración de la obligación subyacente no esté contemplada por el derivado

de crédito, pero se cumplan los requisitos incluidos en los puntos X.3.3.1. a

X.3.3.7, se permitirá el reconocimiento parcial del derivado de crédito. Si el importe del

derivado de crédito fuera inferior o igual al de la obligación subyacente, podrá computarse

hasta el 60% del valor de la cobertura. Si el importe del derivado de crédito fuera superior

al de la obligación subyacente, se podrá computar como cobertura hasta el 60%

del valor de la obligación subyacente.

Sólo se reconocerán los “swaps” de incumplimiento crediticio y de rendimiento total que

brinden una protección crediticia equivalente a las garantías, con la siguiente excepción:

cuando una entidad financiera compre protección crediticia a través de un “swap” de retorno

total y contabilice como renta neta los pagos netos recibidos en virtud del “swap”,

-47-

pero no contabilice el deterioro en el valor del activo protegido, no se reconocerá la protección

crediticia.

X.3.4. Garantes (y contragarantes) y proveedores de protección crediticia admisibles.

Cuando las garantías o derivados de crédito sean directos, explícitos, irrevocables e incondicionales,

se reconocerá la protección crediticia provista por los siguientes entes,

cuando su ponderador de riesgo sea inferior al de la contraparte:

X.3.4.1. Sector público no financiero.

X.3.4.2. Entidades financieras.

X.3.4.3. Sociedades de garantía recíproca y fondos de garantía de carácter público,

inscriptos en los Registros habilitados en el Banco Central de la República Argentina.

X.3.5. Aplicación.

Se aplicará un enfoque de sustitución. Sólo las garantías emitidas -o protección provista,

en el caso de derivados de crédito- por entidades con un ponderador de riesgo inferior

al de la contraparte otorgarán derecho a una menor exigencia de capital. La parte

sin cobertura mantendrá el ponderador de riesgo de la contraparte subyacente a la exposición,

mientras que a la parte cubierta se le asignará el ponderador de riesgo del garante

o proveedor de protección, teniendo en consideración lo siguiente:

X.3.5.1. Cobertura proporcional.

Cuando el importe garantizado, o respecto del cual se tenga protección crediticia,

sea inferior al monto de la exposición al riesgo, y en la medida que las partes

garantizadas y no garantizadas tengan la misma prelación para el cobro -es

decir, la entidad financiera y el garante compartan las pérdidas a prorrata-, se

admitirá reducir la exigencia de capital de manera proporcional. Es decir que la

parte protegida de la exposición recibirá el tratamiento aplicable a las garantías/

derivados crediticios admisibles y el resto se considerará como no cubierta.

X.3.5.2. Franquicias.

Las franquicias por debajo de los cuales no se recibirá compensación en caso

de pérdida son equivalentes a las posiciones a primera pérdida y deberán ser

ponderadas al 1250%.

X.3.5.3. Descalce de monedas.

Cuando la protección crediticia y la exposición estén denominadas en distintas

monedas, la parte de la exposición que se considera protegida se reducirá mediante

la aplicación de un aforo Hfx de la siguiente forma:

GA = G x (1 – Hfx)

donde:

GA : monto de la protección crediticia ajustado por el descalce de monedas.

-48-

G: monto nominal de la protección crediticia.

Hfx: aforo por descalce de monedas entre la protección crediticia y la exposición

del 8% (suponiendo un período de mantenimiento de 10 días hábiles

y una valuación diaria a precios de mercado).

El aforo deberá incrementarse proporcionalmente utilizando la fórmula de la raíz

cuadrada del tiempo, dependiendo de la frecuencia de valuación de la protección

crediticia, tal y como se describe en el punto X.2.3.2.

X.4. Descalce de vencimientos.

El descalce de vencimientos tiene lugar cuando el plazo residual de la CRC es inferior al de la

exposición subyacente; ambos plazos deberán medirse en forma conservadora.

Cuando se emplee el enfoque simple para tratar a los activos recibidos en garantía no se admitirá

descalce de vencimientos.

Para el resto de los casos -garantías (y contragarantías) personales, derivados de crédito y activos

en garantía computados con el método integral-, de haber descalce de vencimientos la

CRC que tenga un plazo de vencimiento original inferior a un año o residual no mayor a tres

meses no será reconocida. Cuando en estos casos sea factible el cómputo de la CRC su reconocimiento

será parcial, aplicándose el siguiente ajuste:

Pa = P x (t – 0,25) / (T – 0,25)

donde:

Pa: valor de la CRC ajustado por descalce de vencimiento.

P: valor de la protección crediticia ajustada por cualquier aforo aplicable.

t: mín (T, plazo residual de la protección crediticia), expresado en años.

T: mín (5, plazo residual de la exposición), expresado en años.

En el caso de posiciones de titulización, cuando las posiciones cubiertas tengan diferentes

plazos residuales, deberá utilizarse el más largo.

Estudio AGML: Estudio Contable Impositivo

Te 4571-6059

Cel 156-8021497

correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.