Durante los meses de Agosto y Septiembre pasados la AFIP emitió las Resoluciones Generales Nº 3378 y 3379, mediante las cuales estableció un régimen de percepción del 15% “a cuenta de impuestos”, aplicable sobre las operaciones de adquisición de bienes y/o prestaciones y locaciones de servicios efectuadas en el exterior por sujetos residentes en el país, que se cancelen mediante la utilización de tarjetas de crédito, de compra y/o de débito, administradas por entidades del país.

 

 

 

Sujetos pasibles de la percepción

 

El régimen alcanza las operaciones efectuadas por el titular de la tarjeta, usuario, titulares adicionales y/o beneficiario de extensiones.

 

Las normas disponen que serán pasibles de la percepción…, los sujetos residentes en el país —personas físicas o jurídicas, sucesiones indivisas y demás responsables— que resulten titulares de las tarjetas de crédito, de compra y/o de débito.

 

Bajo tales condiciones, podrán verificarse alguna de las siguientes situaciones:

 

  • Residente en el exterior con extensión de tarjeta emitida en Argentina

 

Los gastos o consumos efectuados en el exterior con tarjetas “adicionales y/o beneficiarios de extensiones”, también quedarán alcanzadas por la percepción del 15%, toda vez que el “sujeto pasible” es el titular residente en el país. De tal modo, si una persona residente en el exterior cuenta con “extensión” de una tarjeta emitida en Argentina, los gastos y consumos quedarán alcanzados por el régimen y la percepción quedará expuesta en el resumen de cuenta del titular de la tarjeta.

 

  • Residente en el exterior titular de tarjeta emitida en Argentina

 

Distinto será el caso de si el titular de una tarjeta (de crédito, compra y/o débito) emitida en Argentina, reside en el exterior.  A los fines de la probanza de la residencia, el titular deberá aportar a la entidad emisora de la tarjeta la documentación que acredite -en cada caso y país- que es residente en el exterior. En este caso, no corresponderá la percepción y, de haber sido practicada, corresponderá su reintegro al cliente y, el importe reintegrado podrá ser computado como un pago a cuenta de las percepciones a rendir a la AFIP por parte de los agentes de percepción.

 

 

Imputación de las percepciones sufridas

 

Las percepciones sufridas se considerarán como pago a cuenta de:

 

  • Sujetos adheridos al Monotributo: del Impuesto sobre los Bienes Personales.

 

  • Demás sujetos: del Impuesto a las Ganancias.

 

 

Oportunidad del cómputo de los importes percibidos

 

El articulo 6º de la RG AFIP Nº3378 se ocupa de establecer el momento en que podrán ser computados los importes percibidos, en los siguientes términos:

 

Art. 6° — Las percepciones practicadas tendrán, para los sujetos pasibles —titulares de las respectivas tarjetas—, el carácter de impuesto ingresado y serán computables en la declaración jurada del Impuesto a las Ganancias o, en su caso, del Impuesto sobre los Bienes Personales, correspondientes al período fiscal en el cual les fueron practicadas.

 

Cuando las percepciones sufridas generen saldo a favor en el gravamen, éste tendrá el carácter de ingreso directo y podrá ser aplicado para la cancelación de otras obligaciones impositivas, conforme lo establecido por la Resolución General Nº 1.658 y su modificatoria, o la que la sustituya en el futuro.

 

Como puede apreciarse la norma dispone que las percepciones podrán ser computadas como pago a cuenta de impuestos en la declaración jurada anual respectiva y, de originar saldos a favor, los mismos serán compensables con otros impuestos.

 

En tanto no medie alguna modificación o norma complementaria, el cómputo procederá en las siguientes oportunidades:

 

 

Sujeto inscripto en el impuesto a las Ganancias: Percepciones sufridas durante el año 2012, en la declaración jurada de dicho año, con vencimiento en el mes de abril o mayo de 2013

 

Personal en relación de dependencia: Percepciones sufridas durante el año 2012, en la declaración jurada anual practicada por el agente de retención, con vencimiento hasta el último día hábil del mes de febrero de 2013. (art. 14, inciso a, RG AFIP Nº 2437).

 

Ante la ausencia de normas precisas sobre el particular, consideramos que la imputación sugerida es la que mas se ajusta a las disposiciones del régimen y, demás, resulta similar tal procedimiento al previsto en el régimen de retención respecto al cómputo como pago a cuenta del régimen de percepción de operaciones de importación de bienes con carácter definitivo (Art. 7º RG 2437, computo de pago a cuenta)

 

Entendemos, asimismo, que ante el eventual saldo a favor del dependiente que pudiera arrojar la incorporación de las percepciones bajo análisis, el importe respectivo debería ser reintegrado al dependiente cuando se efectúe el próximo pago de remuneraciones. (art. 14, inc a, cuarto párrafo, RG AFIP Nº2437).

 

En tanto la AFIP no se expida al respecto, consideramos que el dependiente que haya sufrido las percepciones deberá informar a su agente de retención el detalle de las mismas (fecha, importe en pesos, CUIT agente de percepción) mediante formulario F. 572 ó en su reemplazo, si el espacio de este fuese insuficiente, una nota informando las percepciones. Dado que las percepciones resultarán computables en la declaración jurada anual y atendiendo que las percepciones computables serán aquellas percibidas hasta el 31 de diciembre, la información al agente de retención deberá efectuarse con posterioridad a aquella fecha.

 

Las apreciaciones precedentes surgen de una interpretación razonable de las normas involucradas, sin perjuicio de lo cual, no cabe descartar que el fisco pueda disponer, resolución mediante, algún procedimiento o plazo del computo del pago a cuenta diferentes.

 

 

Sujetos que no sean contribuyentes del Impuesto a las Ganancias o del Impuesto sobre los Bienes Personales

 

Finalmente, la norma se ocupa de los sujetos que hayan sufrido percepciones y no sean contribuyentes del Impuesto a las Ganancias o del Impuesto sobre los Bienes Personales, estableciendo que podrán concurrir a las dependencias de la Dirección General Impositiva a los efectos de solicitar asistencia o comunicarse con la Mesa de Ayuda (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) y el “Call Center” (0800-999-2347) 

 

En otras palabras, la norma no prevé que hacer en estos casos. Desde el plano técnico-legal, corresponderá que el sujeto que sufrió las percepciones entable un proceso de devolución de impuestos en los términos de la ley Nº 11683 de Procedimiento Tributario ó, el supuesto procedimiento (más “ágil”) que insinuó en declaraciones verbales funcionarios de la AFIP.

Fuente: Estudio Osvaldo Soler 11/2012